Snowden desmintió los rumores

MEDIOS AFIRMARON QUE EL ANALISTA HABIA SIDO ASESINADO

El ex analista de la CIA y de la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA), Edward Snowden, que en 2013 filtró información sensible sobre la vigilancia de Washington sobre sus ciudadanos, desmintió ayer en Twitter los rumores de su muerte luego de que en varios medios occidentales afirmaran que había sido asesinado por agentes estadounidenses.
“Las noticias sobre mi muerte han sido enormemente exageradas”, escribió Snowden en su cuenta de Twitter, en la que colgó una foto del escritor estadounidense, Mark Twain, al que pertenece la famosa cita.
Snowden, exiliado en Rusia desde 2014, parafraseó al escritor (1835-1910) cuando éste también tuvo que salir al paso de los rumores de que se encontraba terriblemente enfermo y estaba en el lecho de muerte, a finales del siglo XIX.
Los rumores de muerte se desataron días atrás cuando en la cuenta de Twitter de Snowden apareció un mensaje de 64 letras mezcladas y números inconexos que poco después fue borrado, pero que despertó alarma y llevó a pensar que su vida estaba en peligro, según los comentarios de la red social.
Dos días antes, Snowden había publicado otro tuit para que alguien en particular se ponga en contacto con él. “¿Trabajaste conmigo?, ¿hemos hablado desde 2013? Por favor contacta conmigo de forma segura o habla con @bartongellman. Es el momento”, decía el posteo borrado y recuperado por la agencia Russia Today
Algunos medios y blogueros apuntaron que podría ser un “dead man’s switch” (“hombre muerto”), un término que viene del sistema de seguridad de los ferrocarriles y que se emplea para los mensajes generados automáticamente en caso de que el usuario no haya utilizado la red en un determinado tiempo.

Especulaciones.
El mensaje hizo que se sucedieran las especulaciones sobre un posible secuestro o muerte del joven informático de 33 años que reveló el sistema de vigilancia a gran escala por parte los servicios secretos estadounidenses.
Por su parte, su abogado ruso, Anatoli Kucherena, también negó ayer que su cliente hubiera sido asesinado. “Puedo decir con todo conocimiento de causa que está vivo y se encuentra bien. Vive en Rusia y está ocupado con su trabajo preferido”, dijo, y recordó que las especulaciones sobre la muerte de Snowden son continuas desde hace varios años.
En junio de 2013, Snowden entregó a los diarios The Washington Post y The Guardian documentos clasificados sobre varios programas de la NSA, incluyendo los de vigilancia masiva en Estados Unidos y Reino Unido. (Télam)