Tensión en Tailandia

La tensión política dominó ayer Bangkok luego que una 150.000 personas se manifestaron bajo fuertes medidas de seguridad en la ciudad en favor y contra del gobierno de Tailandia, en una movilización que acentúa la crisis política que arrastra el país desde el golpe militar de 2006.
El ex viceprimer ministro Suthep Thaugsuban, del opositor Partido Demócrata, reunió a unas 100.000 en la zona del Monumento a la Democracia para intentar forzar la caída de un gobierno que, según él, perpetúa la corrupción, informó la agencia de noticias EFE.
El líder opositor ya anunció a sus seguidores que la protesta continuará mañana lunes con marchas populares, hasta doce, por distintas calles de Bangkok.
Ante el anuncio de las movilizaciones, las autoridades municipales de la capital cancelaron las clases el lunes y el martes en una veintena de instituciones escolares de los distritos de Dusit y Phra Nakhon, por donde pasarán los manifestantes.
Varias organizaciones y grupos antigubernamentales se unieron a último momento a la cruzada de Suthep, como el Ejército Dhamma, el Grupo Verde de Políticos, la Fuerza Popular Democrática para Derrocar el Thaksilismo y la Red de Estudiantes y Personas por la Reforma de Tailandia.
“Nuestra lucha no tiene que ver con política. Es entre la democracia y la tiranía. Nosotros no luchamos para obtener poder político, sino para restablecer la virtud”, destacó el líder de la Red de Estudiante, Nitithorn Lamluea.
En tanto, los partidarios de la primera ministra, Yingluck Shinawatra, y el propio gobierno eligieron el estadio nacional Rajamangala, para contrarrestar la movilización antigubernamental.