Tres muertos en conflicto minero

Los cooperativistas mineros que desde hace semanas están en conflicto en Bolivia, para rechazar una ley para el sector impulsada por el gobierno, mantenían ayer “retenido” a un viceministro, mientras el Poder Ejecutivo renovaba su llamado al diálogo y al levantamiento de las cortes y bloqueos de ruta, en medio de una crisis que ya causó tres muertos.
A la muerte del miércoles de dos mineros se sumó ayer la de un tercero, alcanzado por “dos impactos de arma de fuego”, en un enfrentamiento que también dejó 20 heridos por balines de goma, reportó anoche la radio Erbol.
Paralelamente, el viceministro de Régimen Interior, Rodolfo Illanes, atravesaba una situación cuanto menos confusa: el Ejecutivo denunció que estaba “secuestrado” por los mineros que, además, amenazaban con torturarlo, pero los trabajadores y el propio funcionario hablaron de “una retención” en busca de un diálogo con las autoridades.
La Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin), que agrupa a unos 150 mil asociados, denunció la muerte de Fermín Mamani, de 29 años, y de Severino Ichota, de 45, ambos en diferentes puntos de bloqueo en la región de Cochabamba.
“Tenemos dos compañeros asesinados por armas de fuego que ha usado la policía boliviana”, acusó el vicepresidente de Fencomin, Agustín Choque, en declaraciones a EFE. Mamani murió durante un enfrentamiento con agentes en la zona de Sayari.
Los cooperativistas velaban a Mamani en la ruta obstaculizada por piedras, pero los agentes intervinieron el acto también con gases y se llevaron por la fuerza el cadáver a una morgue para que sea sometido a exámenes forenses y de balística, informaron los medios. (Télam)