Trump busca despegarse de ex asesor

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, minimizó ayer el papel que desempeñó en su campaña el ex asesor George Papadopoulos, imputado en la investigación sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016 tras declararse culpable de mentir sobre sus contactos con Moscú.
“Poca gente conocía al joven, voluntario de bajo nivel llamado George, quien ya demostró ser un mentiroso”, afirmó Trump en su cuenta de Twitter.
Esta declaración contrasta con los comentarios sobre Papadopoulos que Trump realizó durante una entrevista con la junta editorial del diario The Washington Post en marzo de 2016.
Como recordó ayer el diario, Trump dijo entonces sobre Papadopoulos, uno de sus asesores para política exterior, que era un “consultor sobre energía y petróleo”, y “un tipo excelente”.
La oficina de Robert Mueller, fiscal especial de la investigación de la trama rusa, publicó un acuerdo de culpabilidad de Papadopoulos, cerrado el pasado 5 de octubre y pendiente de sentencia.
En ese acuerdo el ex asesor de la campaña de Trump admitió que mintió a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en enero pasado sobre una conversación que mantuvo en abril de 2016 con un profesor extranjero con conexiones con el Kremlin en un hotel de Londres.
En esa conversación, el citado profesor prometió a Papadopoulos “miles de correos electrónicos” con información comprometedora sobre la entonces candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton.
Aunque en los documentos no figura el nombre del académico, el diario The Washington Post lo identificó como Joseph Mifsud, director honorario de la Academia de Diplomacia de Londres.
Mifsud ratificó esa información al matutino The Daily Telegraph, aunque aclaró que él no hizo nada malo y tiene su “conciencia limpia”.
El profesor negó las acusaciones del informe e insistió en que no tiene ningún conocimiento sobre ningún correo electrónico con información “sucia” sobre Clinton, lo que podría sugerir que Papadopoulos exageró sus supuestas conexiones con el Kremlin para impresionar a los jefes de la campaña de Trump. (Télam)