Trump denunció una “caza de brujas”

PRESIDENTE DE EE.UU. ALZA EL TONO TRAS NUEVAS REVELACIONES EN LA PRENSA SOBRE CASO RUSO

El presidente estadounidense, Donald Trump, calificó ayer de falsas las afirmaciones sobre una supuesta colusión con Rusia, al responder a nuevas revelaciones de la prensa según las cuales el fiscal especial Robert Mueller busca investigar si el mandatario obstruyó la justicia.
“Ellos hicieron una falsa colusión con la historia rusa. No hallaron ninguna prueba. Ahora hablan de obstrucción de justicia en esta historia falsa. Qué bonito”, escribió Trump en Twitter.
En un segundo tuit, Trump denunció “la mayor caza de brujas en la historia política de Estados Unidos, llevada adelante por gente muy mala y conflictuada!”.
Más tarde, arremetió contra quien fue su rival demócrata en las elecciones nacionales, Hillary Clinton, quien no fue procesada después de una investigación del FBI sobre el uso de un servidor privado para enviar mensajes de correo electrónico cuando era secretaria de Estado.
“¿Por qué las relaciones de la familia de Hillary Clinton y los demócratas con Rusia no se miran, pero mis no-relaciones sí?”, tuiteó. “La deshonesta H destruyó teléfonos con un martillo, blanqueó correos electrónicos, y tuvo un marido que se reunió con el fiscal general días antes de ser exonerada- y hablan de obstrucción?”

Destitución.
El presidente se juega mucho en este caso. Si llegara a haber pruebas de que obstruyó la justicia, podría iniciarse, en teoría, un procedimiento de destitución en el Congreso.
El fiscal independiente Robert Mueller, un ex jefe del FBI, interroga actualmente a altos responsables de inteligencia para determinar si el presidente intentó frenar o bloquear la investigación sobre una presunta injerencia rusa en el proceso electoral estadounidense en 2016, según The Washington Post y The New York Times.
Esta investigación abarca también una eventual connivencia entre allegados a Donald Trump y Moscú durante la victoriosa campaña electoral del magnate republicano.

Sanciones a Rusia.
El Congreso estadounidense parece por su lado determinado a no disminuir la presión respecto al caso ruso y a conservar el control de las medidas tomadas en relación a Moscú.
Ayer el Senado adoptó nuevas sanciones contra Rusia y un proyecto de ley que permite al parlamento impedir que el presidente las pueda levantar.
El hecho de ampliar el campo de la investigación a una eventual obstrucción de justicia por Donald Trump representa “un giro mayor” a este caso, subraya The Washington Post, que afirma además que los investigadores están a la búsqueda de potenciales delitos financieros entre colaboradores del multimillonario republicano.
El fiscal Mueller habría solicitado entrevistas con cinco importantes funcionarios de los servicios de inteligencia, de los cuales tres aceptaron el pedido. Se trata de Daniel Coats, director nacional de Inteligencia; Mike Rogers, director de la NSA, y su ex adjunto Richard Ledgett. (AFP-NA)