Inicio El Mundo Trump pospone redadas masivas

Trump pospone redadas masivas

EL PLAN DE DEPORTACION MASIVA GENERO FUERTES REPUDIOS

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció ayer una moratoria de «dos semanas» en el plan de deportaciones masivas de inmigrantes indocumentados que debía comenzar hoy con la intención de dar margen a un acuerdo entre republicanos y demócratas en el Congreso a los problemas en la frontera con México. «A solicitud de los demócratas, he retrasado el Proceso de Remoción de Inmigración Ilegal (Deportación) por dos semanas para ver si demócratas y republicanos pueden reunirse y encontrar una solución a los problemas de asilo y los vacíos legales en la frontera sur», escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.
El lunes, Trump reveló que el servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) comenzaría hoy a deportar a millones de migrantes que se encuentran en Estados Unidos de forma ilegal. Pero advirtió que de no haber acuerdo «comienzan las deportaciones».

Redadas masivas.
Medios locales informaron el viernes que el ICE planeaba iniciar desde hoy redadas masivas en diez ciudades para aumentar las deportaciones de familias indocumentadas que han recibido órdenes de expulsión, tras la amenaza emitida en Twitter por Trump. Según las versiones de prensa, la operación podría afectar a hasta 2.000 familias de indocumentados.
De acuerdo con el diario The Washington Post, el propio Trump ha ordenado la operación, después de tuitear el pasado lunes que ICE iniciaría la próxima semana un proceso para deportar a «millones» de indocumentados. El director en funciones de ICE, Mark Morgan, aseguró el viernes a la cadena televisiva ABC News que la agencia no tiene planes de iniciar deportaciones de «millones» de indocumentados.

«Sin corazón».
El ICE envió cartas en febrero a esas familias, que habían sido sometidas a un juicio exprés y quedaron sujetas a órdenes de deportación, para informarles de que tenían hasta marzo para cooperar con las autoridades migratorias y abandonar voluntariamente el país. En declaraciones a la prensa el miércoles, Morgan insinuó que si esas familias no cooperaron con ICE, los agentes podrían tratar ahora de encontrarlas y deportarlas.
La amenaza de arrestos masivos desató una avalancha de reacciones, principalmente de autoridades y organizaciones pro inmigrantes.
La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, pidió ayer a Trump, que suspenda las redadas «sin corazón». En un comunicado emitido horas antes de que Trump aplazara las anunciadas operaciones en 10 de las principales ciudades del país, Pelosi dijo que estas redadas «inyectarán el terror» en el país. Por ello, instó al mandatario a «detener esta acción brutal» que separará a miles de familias, que, en su opinión, deben permanecer «unidas».

Rechazo.
Las autoridades locales de varias ciudades estadounidenses aseguraron que no apoyarían una redada masiva. La alcaldesa de Chicago, la demócrata Lori Lightfoot, anunció que tomaría medidas concretas para apoyar a las comunidades inmigrantes, y dijo haber hablado personalmente con el liderazgo del ICE en la urbe para expresar su fuerte objeción a cualquiera de esas acciones.
El alcalde de Newark, el también demócrata Ras Baraka, condenó con fuerza al presidente del país y a la operación, a la que calificó de «racista, intolerante e inhumana». Baraka y la Asociación de Alcaldes Urbanos de Nueva Jersey afirmaron ayer en un comunicado conjunto que están comprometidos con la protección de las comunidades de inmigrantes.
El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, también reafirmó que la policía local y la ciudad no participarían, ni apoyarían la operación. «Ningún angelino debería tener que temer ser arrebatado de su hogar o separado de sus seres queridos, y estamos haciendo todo lo posible para proporcionar a las familias inmigrantes la información y el apoyo que necesitan», divulgó en una declaración.
«El presidente debe entender que estas amenazas no solo son crueles y opuestas a nuestros valores estadounidenses, sino que también hacen que nuestras comunidades sean menos seguras», escribió la alcaldesa de Washington DC, Muriel Bowser, en un tuit publicado en inglés y en español. (Télam/Prensa Latina)