Trump prohibió que haya trans en las FF.AA.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció ayer que las Fuerzas Armadas ya no aceptarán a las personas trans por “los enormes costos médicos y la perturbación que implicarían”, un medida que anula un decreto de su antecesor, Barack Obama, y que generó repudio entre organizaciones civiles, defensores de los derechos LGBT y dirigentes políticos de ambos partidos.
“Después de consultarlo con mis generales y expertos, dénse por favor por enterados de que el gobierno de los Estados Unidos no aceptará ni permitirá que individuos transgénero sirvan de ninguna manera en las Fuerzas Armadas de Estados Unidos”, afirmó Trump en Twitter.
En otro mensaje señaló que las Fuerzas Armadas “deben centrarse en la victoria decisiva y arrolladora, y no pueden ser lastradas con los enormes costos médicos y la perturbación que implicarían los tránsgeneros”.
En junio de 2016, el entonces secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, anunció que las Fuerzas Armadas comenzarían a aceptar en sus filas a personas trans y que se harían cargo del costo de los tratamientos o cirugías que eligieran hacerse. “Con efecto inmediato, los estadounidenses transgéneros podrán servir abiertamente”, había anunciado Carter.
El último paso en el camino hacia una apertura de género de las Fuerzas Armadas lo había dado el presidente demócrata Bill Clinton cuando instaló la doctrina “no digas, no preguntes”. Según esta política, cualquier miembro o aspirante a ingresar a las fuerzas podía no informar sobre su identidad sexual o de género y la institución debía respetar este silencio.
Pese a que el anuncio del gobierno de Obama se ganó los aplausos de un sector importante del país, la medida tenía como fecha de inicio real el primero de julio de este año. (Télam)