Trump se quita los “grilletes”

CANDIDATO AGRANDA LA GRIETA REPUBLICANA

Donald Trump se proclamó ayer libre de “grilletes” y lanzó una ola de ataques desde Twitter contra líderes del partido que espera llevar a la Casa Blanca, en una peligrosa estrategia que busca frenar una sangría de apoyos pero que amenaza con sumir a los republicanos en el caos total a un mes de los comicios.
El magnate inmobiliario cargó las tintas sobre el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, luego de que el líder del Congreso, el republicano de mayor jerarquía institucional del país, le retiró su respaldo durante una conversación telefónica con varios congresistas republicanos.
La agresiva serie de tuits pareció destinada a poner coto a una gran deserción de legisladores del partido que han dicho que no votarán por Trump y hasta urgido a que baje su candidatura desde la difusión de un video en el que hace comentarios lascivos sobre las mujeres, la semana pasada.
Los republicanos desleales “son mucho más difíciles” que la aspirante presidencial demócrata, Hillary Clinton, dijo el candidato republicano en uno de sus mensajes. “Se te vienen de todo lados. No saben cómo ganar…yo les enseñaré”, agregó.
La figura de Trump, con sus polémicos comentarios sobre los mexicanos, las mujeres y los discapacitados, ya había dividido al partido.
Cuando la mayor parte de la formación, incluyendo a un renuente Ryan, ya parecía haber logrado sanar las heridas y cerrar filas detrás del controvertido aspirante, el video con sus explosivas declaraciones sobre las mujeres, tiró todo el trabajo por la borda.
La gran mayoría de la treintena de senadores, representantes y gobernadores que se abrieron de Trump buscan su reelección el 8 de noviembre, cuando, además de elegir presidente, los estadounidenses renovarán el Congreso. (Télam)

Compartir