Trump visitó a víctimas de la masacre

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reunió ayer en privado con víctimas de la masacre de Las Vegas internadas en un hospital, poco después de aterrizar en la ciudad de los casinos días después del peor tiroteo en la historia moderna del país. El avión presidencial Air Force One aterrizó en el aeropuerto internacional de McCarran, de Las Vegas, y Trump y la primera dama, Melania, vestida completamente de negro en señal de luto, fueron recibidos por autoridades locales como la alcaldesa de la ciudad, Carolyn Goodman, y el alguacil Joe Lombardo.
La visita llega tres días después de que un contador jubilado descargó una lluvia de balas desde el piso 32 de un hotel casino sobre una multitud que asistía en la calle a una concierto de música country al aire libre.
El tiroteo dejó 59 muertos y 527 heridos, muchos alcanzados por los disparos y otros como consecuencia de la estampida para huir del lugar.
“Es algo muy triste. Vamos a ofrecer nuestros respetos y ver a la policía, que ha hecho un trabajo realmente fantástico en un periodo de tiempo muy corto”, dijo Trump a periodistas antes de abandonar la Casa Blanca.

Interrogatorio.
En tanto, la novia del autor de la masacre llegó a Estados Unidos después de estar dos semanas en Asia y fue interrogada por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).
Marilou Danley, una filipina de 62 años con ciudadanía australiana que hacía años vivía con Stephen Paddock en una casa de dos habitaciones en un coqueto barrio cerrado para jubilados en una pequeña localidad de Nevada, había sido declarada por el FBI como “una persona de interés” en su investigación, marcada hasta ahora por la incertidumbre y la falta de respuestas.
(Télam)