Ucrania: acuerdan tregua

El presidente de Ucrania, Victor Yanukovich, y los líderes de la oposición acordaron ayer una
tregua, apenas horas después de que la Unión Europea y Estados Unidos amenazaran con imponer sanciones al país para terminar con la escalada de violencia que ayer dejó 26 muertos.
Tras una reunión a última hora entre Yanukovich y los tres principales líderes de la oposición, la Presidencia anunció una “tregua” y que ambas partes acordaron “empezar negociaciones para detener el derrame de sangre y conseguir la estabilización de la situación en el país”, según un comunicado.
El texto no especificó si la tregua detenía la “operación anti terrorista” lanzada apenas horas antes por Yanukovich. Sin embargo, los líderes opositores Arseni Yazenyuk y Vitali Klitschko aseguraron que el mandatario se comprometió a suspender el asalto que la policía preparaba sobre la plaza de la Independencia, donde los manifestantes antigubernamentales instalaron su campamento principal desde el comienzo de la crisis política, hace tres meses, informó la agencia de noticias DPA.
Horas antes del anuncio de la tregua, el presidente estadounidense, Barack Obama, había advertido que habrían “consecuencias” para cualquiera que se pase de la raya en Ucrania,
mientras que su secretario de Estado, John Kerry, aseguró que estaba analizando la posibilidad de imponer “sanciones”.
Más tarde, una funcionaria estadounidense que pidió no ser nombrada dijo a periodistas que la Casa Blanca planea sancionar a 20 funcionarios ucranianos, prohibiéndoles la emisión de visas para entrar a suelo norteamericano, informó la agencia de noticias EFE. En París, en tanto, el presidente francés, Francois Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, también habían amenazado con “sancionar” a los que “cometieron los actos violentos” el martes en Kiev.