Ucrania empieza a pagarle a Rusia

El gobierno ruso se mostró ayer dispuesto a aplicar rebajas en el precio de gas que vende a Ucrania, luego de que la ex república soviética accedió a pagar 786 millones de dólares para saldar parte de la deuda que mantiene con Moscú por la provisión de gas.
Así lo informó el presidente del comité parlamentario de energía Ivan Grachyov, consultado sobre la reunión que en Berlín mantienen el comisario europeo de Energía, Gunther Oettinger, los ministros de Energía ruso, Alexandr Novak, y ucraniano, Yuri Prodan, y representantes de las gasíferas Gazprom y Naftogaz.
Rusia, Ucrania y la Unión Europea seguirán negociando la próxima semana en Bruselas el tema del suministro de gas ruso, después de que el Gobierno ucraniano accediese a pagar a Moscú 786 millones de dólares con los que entiende saldada su deuda por los meses de febrero y marzo de 2014.
Pago.
El pago se realizó de acuerdo con un precio de 268 dólares por cada mil metros cúbicos de gas y no los 485 que Rusia impuso a Ucrania tras el cambio de poder que siguió a la violenta destitución del presidente Viktor Yanukovich, el pasado 22 de febrero. A mediados de diciembre de 2013 -cuando Yanukovich estaba acorralado por manifestaciones opositoras proeuropeas que terminaron dominando los destituyentes antirrusos para los que Hitler fue un libertador- Rusia acudió en su auxilio con fondos millonarios y una rebaja del 30% por ciento en el precio del gas.
En esa oportunidad el presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió que si Yanukovich perdía el poder, el país perdería las ventajas y fondos ofrecidos.

Advertencia.
En las últimas semanas, Moscú advirtió que si Kiev no saldaba su deuda antes de fines de mayo, le exigiría el pago por adelantado para el suministro de junio.
La confirmación de la transferencia que Prodan anunció en Berlín debe llegar el próximo lunes por la mañana, ya que no ha sido posible acortar los plazos bancarios.
Novak dijo que Rusia no recibió ningún comprobante ni documento de ese pago y aseguró confiar en la palabra de la delegación ucraniana, aunque rechazó seguir negociando sobre el precio del gas hasta que el dinero esté efectivamente en la cuenta de Gazprom.

Reclamo.
Rusia reclama a Ucrania 3.500 millones de dólares en pago por el gas suministrado desde noviembre de 2013 hasta el final de este mes de mayo.
Oettinger dijo que las partes dieron ayer “un paso adelante”, ya que mostraron su disposición a continuar con las negociaciones, pero reconoció que el contencioso “no se puede dar por cerrado”.
El comisario explicó que la Unión Europea necesita del gasoducto que cruza territorio ucraniano y suministra energía a muchos de sus miembros, por lo que es fundamental llegar a una solución para asegurar el abastecimiento de los próximos doce meses.
Dos terceras partes del gas que consume la UE procede del exterior, principalmente de Rusia (39%), y 18 de los 28 Estados miembros reciben gas del gigante gasístico Gazprom. (Télam)