Un acuerdo por Siria

RUSIA, TURQUIA E IRAN

Rusia, Turquía e Irán, países garantes del alto el fuego que rige en Siria, acordaron ayer crear cuatro “zonas seguras” en el país árabe en las que se prohíbe cualquier enfrentamiento armado y sobrevuelo de aviones de combate, una decisión impugnada por los sectores de la oposición que participaron de las negociaciones.
El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, se congratuló por la firma del acuerdo en Astaná, capital de Kazajistán, al destacar que “la iniciativa es un importante paso en la dirección adecuada, porque impulsará la reducción de la tensión en cuatro zonas, lo que se suma al régimen del alto el fuego”.
Agregó que ahora realizará consultas con el Consejo de Seguridad de la ONU y con las partes del conflicto sirio -el gobierno de Damasco y grupos de la oposición política- para convocar otra ronda de negociaciones en Ginebra sobre la cuestión más amplia de buscar una solución política al conflicto.
El acuerdo constituye el más reciente esfuerzo por reducir la violencia en Siria luego de más de seis años de una devastadora guerra que dejó cientos de miles de muertos y millones de refugiados o desplazados y derivó en intervenciones militares de las principales potencias mundiales.

Zonas seguras.
La firma llegó días después de que los presidentes de Estados Unidos y Rusia, Donald Trump y Vladimir Putin -cuyos países apoyan a bandos enfrentados en Siria- hablaron por teléfono sobre la posibilidad de una mayor cooperación en la guerra, incluyendo la creación de “zonas seguras” para lograr una “paz duradera”.
“Como resultado (de la cuarta ronda de negociaciones sobre el alto el fuego), los países garantes aceptaron firmar el memorándum para crear zonas de rebaja de tensión en Siria”, dijo antes de la firma el canciller de Kazajistán y anfitrión del cónclave, Kayrat Abdrajmanov, en Astaná, la capital de la ex república soviética. (Télam)