Un ataque dejó 13 heridos

ASAMBLEA NACIONAL DE VENEZUELA APROBO EL REFERENDO

Simpatizantes del gobierno venezolano, vestidos de rojo y armados con palos y pirotecnia, irrumpieron ayer por la fuerza en la Asamblea Nacional (AN), de mayoría opositora, y lastimaron a al menos 13 personas, en medio de una convulsionada sesión en la que los legisladores aprobaron el llamado a un plebiscito sobre la Asamblea Constituyente, rechazado por el presidente Nicolás Maduro.
La invasión del recinto legislativo en Caracas, otro episodio de la crisis política y social que vive Venezuela, fue precedida del lanzamiento de petardos hacia los jardines de la AN, luego de que terminara una sesión solemne por los 206 años de la independencia venezolana, en la que solo participaron los diputados de la mayoría opositora.
Al salir del hemiciclo, legisladores fueron abordados en los jardines de la sede por encapuchados y personas con camperas y camisas rojas, algunas de ellas armadas, mientras gritaban consignas en defensa de Maduro y a favor de la Asamblea Nacional Constituyente, según testimonios citados por EFE.
Varios periodistas, diputados y trabajadores que se encontraban en las áreas de los jardines y pasillos externos fueron golpeados y robados, mientras que otros asistentes lograron esconderse en algunos y mantenerse a salvo pese a los intentos de derribar las puertas.

Heridos.
No obstante, fueron diputados quienes decidieron salir a enfrentar a los agresores cuando supieron que habían ingresado a los jardines del edificio. “Salimos a defender el Palacio Legislativo, nuestro sitio de trabajo”, argumentó el diputado Richard Blanco con la camisa rota.
El presidente de la AN, el opositor Julio Borges, informó de cinco diputados heridos, Juan José Molina, Armando Armas, Américo de Grazia -quien registró las heridas más graves-, Richard Blanco y Juan Guaidó, además de otros siete trabajadores del Parlamento agredidos.
Asimismo, la AN denunció agresiones a los diputados Luis Carlos Padilla, Leonardo Regnault y Nora Bracho. Todos los lesionados fueron trasladados en ambulancias a centros de salud.
Si bien los manifestantes fueron desalojados del lugar por los miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), responsables de la seguridad del recinto, las entradas y salidas del Palacio permanecieron tomadas por los oficialistas durante horas, quienes imitaron la técnica de protesta conocida como “trancón” (piquete) utilizada por la oposición en las calles de Caracas.
Por su parte, Maduro, que cuando ocurrió el incidente participaba de un desfile militar con motivo del Día de la Independencia en otro punto de la ciudad, condenó los hechos de violencia.
“Han ocurrido unos hechos extraños en la Asamblea. Yo condeno esos hechos, no seré cómplice de esos hechos y he ordenado la investigación para que se haga Justicia”, alegó.

Policía venezolano.
Por otra parte, El policía y piloto venezolano Oscar Pérez, quien robó un helicóptero y atacó sedes oficiales la semana pasada en Caracas, reapareció en un nuevo video difundido en Internet y prometió seguir luchando por “la liberación” de su país.
El martes pasado, Pérez, un oficial de la policía científica, robó un helicóptero junto a un acompañante no identificado y sobrevoló las sedes de dos dependencias estatales, el Ministerio del Interior y la sede del Tribunal Superior de Justicia, con una bandera que decía “libertad” para luego abrir fuego y lanzar granadas, sin dejar heridos.
“Nuevamente nos encontramos en Caracas listos y dispuestos para continuar con nuestra lucha férrea por la liberación de nuestra patria”, dijo Pérez, vistiendo uniforme militar, gorro de lana y delante de un fusil y una bandera de Venezuela.
En el nuevo video, de 5 minutos, el también actor de cine asegura que el ataque “fue logrado a la perfección”. (Télam)