Un reguetonero murió por una bala perdida en Colombia

El cantante colombiano de reggaetón Legarda murió de un disparo en la cabeza, al sufrir el impacto de una bala perdida en un tiroteo en el barrio El Poblado, en el sur de la ciudad de Medellín.

De acuerdo con el relato del secretario de Seguridad de esta ciudad colombiana, Andrés Tobón, Legarda circulaba este jueves en un auto cuando delincuentes asaltaron a un hombre en las inmediaciones.

La víctima era un empleado de una empresa de seguridad y portaba un arma de fuego consigo, por lo que inició un intercambio de disparos; uno de ellos alcanzó a Legarda en la cabeza.

Según informaron fuentes médicas en declaraciones recogidas por la agencia de noticias EFE, Legarda fue ingresado de urgencia a la Clínica León XIII de la ciudad con una “herida por arma de fuego en cráneo transfixiante a nivel frontal”.

El mismo informe detalla que el artista había sufrido “daño cerebral muy severo” y que entró al centro asistencial “en paro cardio-respiratorio”, por lo cual pese al esfuerzo de los médicos no pudo ser reanimado y falleció pocos minutos después.

Fabio Andrés Legarda nació hace 29 años en Popayán, en el departamento colombiano de Cauca, y había emigrado junto con su familia a la ciudad estadounidense de Atlanta.

Con tan sólo 14 años comenzó a presentarse en festivales latinos, luego empezó a reversionar canciones de otros artistas en su canal de YouTube de tal modo que consiguió llamar la atención de las compañías discográficas.

Legarda era conocido por “La verdad”, su primer sencillo, y por una serie de colaboraciones con varios artistas de la música urbana. (Télam).