Inicio El Mundo Un perro guardián conmueve al cuidar a una jirafa enferma

Un perro guardián conmueve al cuidar a una jirafa enferma

Una tierna historia de amor y compañía se viralizó durante la última semana debido a que demuestra la fidelidad que puede desarrollar el amor animal.

Se trata de un perro que cuida a una jirafa bebé en un refugio de Sudáfrica, luego de que Jazz (como fue bautizada la jirafa) fuera abandonada a los pocos días de nacer y encontrada por un granjero que la acercó al lugar.

”Había sido abandonado por la madre y estaba muy débil. Primero le tuvimos que colocar suero, luego le empezamos a dar leche y poco a poco se está acostumbrando a comer sus hierbas preferidas”, relató Janie Van Heerden, una de las voluntarias que se dedica tiempo completo a cuidar a Jazz.

El animal llegó muy débil y deshidratado a The Rhino Orphanage, según un informe del canal C5N, pero allí inmediatamente empezó a ser tratada por el personal y principalmente cuidada por el perro guardián, que se llama Hunter.

Según informó el medio La Vanguardia, Hunter es un perro pastor belga Malinois que ayuda a proteger a los animales y evitar la caza furtiva en el refugio que se ubica en la provincia sudafricana de Limpopo.

“Está todo el día en el cuarto a su lado, junto a los asistentes, y no permite ni siquiera que su hermano Duke (otro pastor belga) se acerque. Estaba tan preocupado los primeros días cuando Jazz se encontraba muy mal, que no quería comer. Cuando el bebé, que estaba inconsciente, abrió los ojos, Hunter volvió a comer. Es un perro muy especial y somos felices que sea parte de nuestro equipo”, contaron los voluntarios del lugar.

Los testigos privilegiados de esta dulce historia dudan de que la relación entre ambos animales se termine cuando Jazz se recupere completamente y sea liberada en la sabana africana, su hábitat natural, para que se una a su especie.

Fotos: Facebook The Rhino Orphanage.