Un respaldo del papa Francisco

"NO SE DEJEN ABATIR POR QUIENES BUSCAN DESPLAZARLOS"

En un fuerte respaldo, el papa Francisco les pidió a los directores mundiales de Scholas Occurrentes, los argentinos José María del Corral y Enrique Palmeyro, que no “se dejen abatir por quienes con otros intereses buscan desplazarlos” y ratificó su continuidad al frente de la fundación pontificia, nacida en Buenos Aires y extendida por el mundo para difundir el ideario educativo del pontífice.
Una carta firmada de puño y letra por Francisco desestima y echa por tierra las versiones que hablaban de un supuesto malestar del pontífice y un inminente alejamiento de los directores argentinos de la conducción de Scholas.
Lejos de la desautorización, el texto de la misiva implica un fuerte respaldo papal tras la polémica por la frustrada donación de 16 millones de pesos del gobierno de Mauricio Macri a la fundación y las denuncias periodísticas sobre supuestos manejos irregulares de dinero y de uso de la imagen del Papa.
La carta fue el corolario de una cordial reunión que Del Corral y Palmeyro mantuvieron con Jorge Bergoglio en la residencia Santa Marta del Vaticano, en la tarde del 17 de julio, previo a su viaje a Polonia para presidir la Jornada Mundial de la Juventud.
En el encuentro, los directivos le presentaron a Francisco un detallado informe de la gestión que la fundación realiza en 190 países, auditorias de control sobre su funcionamiento así como una propuesta de integrar un consejo consultivo con expertos mundiales y avanzar en la conformación de organizaciones civiles en cada uno de los países donde la organización desarrolla tareas.
Fue la primera reunión ‘cara a cara’ que ambos directores mantuvieron con Bergoglio luego de que quedaran en el ojo de la tormenta cuando, en otra carta que se hizo pública, el papa les expresó su “miedo de que empiecen a resbalar en el camino hacia la corrupción”, al pedirles que rechacen los 16.666.000 pesos que les había otorgado por decreto el gobierno de Macri, a pedido de la misma fundación.

Malentendido.
La polémica por la frustrada donación había tenido en un principio la equívoca interpretación de que se trataba de un desplante del Papa a Macri, pero finalmente quedó claro que se trató de un malentendido entre Francisco y los directivos de Scholas, a quienes Bergoglio conoce desde hace más de 20 años cuando crearon una red de escuelas de vecinos en Buenos Aires.
En ese momento, la alusión a la “corrupción” hizo que las interpretaciones periodísticas hablaran de un “futuro nefasto” para los argentinos a cargo de Scholas e incluso hasta se llegó a publicar que el Papa quería meterlos presos cuando se presentaran en el Vaticano.
La nueva carta demuestra lo contrario y ratifica la continuidad de Del Corral y Palmeyro.
“Queridos José y Quique: gracias por el informe de gestión y auditoria presentados y felicitaciones por el trabajo de integración y compromiso ciudadano que acaban de realizar en Puerto Príncipe, Haití y en la Villa 31 de Argentina. En este tipo de cosas se ve el carisma de Scholas y la necesidad que tiene hoy día la juventud de una intuición educativa de este calibre”, comienza el texto.
Y a continuación escribe: “No se dejen abatir por quienes con otros intereses buscan desplazarlos o cambiar la esencia y misión de Scholas”.
“Sé que para ustedes y todo el equipo es un esfuerzo inmenso llevarla adelante, pero también sé que los frutos logrados en los jóvenes son grandes y también sé que es quizá una gran respuesta a la crisis educativa en esta cultura del descarte”, agrega el pontífice. (Télam)