“Un sistema migratorio roto”

OBAMA ANUNCIO QUE EVITARA DEPORTACION DE MILLONES DE INMIGRANTES

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, denunció que el sistema migratorio de su país “está roto” y anunció acciones para reformarlo y conseguir que los inmigrantes indocumentados “salgan de las sombras y regularicen su situación ante la ley”.
El mandatario, en su discurso a la Nación ofrecido en la noche del jueves, puso énfasis en la necesidad de deportar a sospechosos de terrorismo, delitos violentos y miembros de pandillas, “pero no a las familias”.
El plan de Obama permitirá -de este modo- que entre 4,5 y 5 millones de padres de ciudadanos y residentes permanentes puedan quedarse temporalmente en Estados Unidos, sin sufrir la amenaza de una deportación.
“Nuestro sistema de inmigración está roto y todos los saben”, afirmó Obama al inicio de su discurso, denunció el inmovilismo en torno a esta cuestión durante las últimas décadas, y rechazó las críticas de los republicanos, que dicen que su decisión de pasar por alto al Congreso y recurrir a acciones ejecutivas es equivalente a la “amnistía” para inmigrantes irregulares.

Amnistía
En respuesta a estas aseveraciones, Obama dijo que “la amnistía es el sistema de inmigración que existe hoy en día, gracias al cual millones de personas viven sin tener que pagar sus impuestos ni cumplir con las reglas de juego”, consignó la agencia Europa Press.
“Sigo creyendo que la mejor manera de resolver este problema es trabajar juntos para aprobar ese tipo de ley de sentido común. Pero hasta que eso ocurra hay medidas que tengo la autoridad legal para tomar como presidente, que ayudarán a que nuestro sistema de inmigración sea más justo y adecuado”, agregó.

“Más fácil y más rápido”
Obama insistió con que con estas medidas van a hacer que sea “más fácil y más rápido” para los inmigrantes altamente cualificados, licenciados y empresarios “quedarse en el país y contribuir a su economía”.
Estas personas deberán salir de la clandestinidad a través del registro y obtendrían una suspensión temporal de deportación y un permiso para trabajar durante tres años.
“Si usted ha estado en Estados Unidos durante más de cinco años; si tiene hijos que son ciudadanos de Estados Unidos o residentes legales; si se inscribe, se comprueba que no tiene antecedentes penales, y está dispuesto a pagar la parte de impuestos que le corresponde, entonces podrá pedir quedarse en este país de manera temporal sin temor a ser deportado. Podrá salir de la oscuridad y tener todo en regla”, dijo.
“¿Somos una nación que acepta la crueldad de alejar a los niños de los brazos de sus padres, o somos una nación que valora las familias, y trabaja para mantenerlos juntos?”, se preguntó el presidente en su discurso, emitido en ‘prime time’ por los principales canales de televisión de su país.

Seguridad fronteriza.
En la que respecta a la seguridad fronteriza, Obama explicó que en los últimos seis años “los cruces ilegales de frontera se han reducido en más de la mitad” y se encuentran “en su nivel más bajo desde la década de 1970”.

Reforma.
Por otra parte, Obama aseguró que de haberse aprobado la reforma migratoria que el Senado -con el apoyo de 68 demócratas, republicanos e independientes- mandó a la Cámara de Representantes “se habría duplicado el número de agentes de la patrulla fronteriza”, y se hubiese ofrecido a los inmigrantes indocumentados un camino hacia la ciudadanía.
En este contexto, Obama insistió en denunciar a la oposición republicana y citó al ex presidente George W.Bush, quien dijo que los inmigrantes “son parte de la vida de Estados Unidos”. (Télam)