“Una situación compleja”

URUGUAY DESCARTA "CONDUCCION COLEGIADA" PARA EL MERCOSUR

Uruguay descartó la posibilidad de dejar la presidencia semestral del Mercosur en manos de una conducción colegiada, en contra de una alternativa propuesta por Argentina que había sido avalada por Brasil, según informó ayer la prensa local.
La conducción colegiada “no está prevista en ninguna parte y, además, Venezuela no la va a aceptar”, dijo que el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, en una declaración que publicó el diario El País.
Argentina propuso hace dos semanas una conducción del Mercosur formada por embajadores o coordinadores de los socios del bloque, como una alternativa para salir de la crisis creada por la oposición de Buenos Aires, Paraguay y Brasil a que Venezuela asuma la presidencia.
A Venezuela le tocaba liderar el bloque en el segundos semestre del año y asumió la conducción de forma unilateral y sin el acuerdo de sus socios apenas Uruguay, el 29 de julio, dio por terminada su gestión de seis meses sin que se anunciara oficialmente qué país y a partir de cuándo se haría cargo del vacío.
El viernes, Brasil y Paraguay dieron por “incumplidos” los compromisos asumidos por Venezuela en los tratados de adhesión al bloque y advirtieron que se analizarán “medidas jurídicas” que pueden tener impacto en la continuidad del país caribeño en el bloque sudamericano.
Nin Novoa reconoció que el Mercosur atraviesa una “situación compleja” y que espera que el problema se resuelva el próximo 23 de agosto, cuando se llevará a cabo una nueva reunión de coordinadores.

Denuncia venezolana.
Venezuela denunció ayer que Argentina, Brasil y Paraguay intentan desplazar al país caribeño de la presidencia semestral del Mercosur mediante “maniobras antijurídicas” que atentan contra la “propia existencia” del bloque sudamericano.
Con un comunicado difundido por la Cancillería, Venezuela rechazó los argumentos expuestos por los tres socios del Mercosur sobre presuntos “incumplimientos” en torno a los compromisos asumidos por el país gobernado por Nicolás Maduro para completar su adhesión al bloque.
La “triple alianza”, frase con la que Venezuela alude a Argentina, Brasil y Paraguay, pretende instalar “la infame especie sobre el incumplimiento de Venezuela en los compromisos asumidos en el protocolo de adhesión al Mercosur”, dice el comunicado.
“Venezuela -añade- no sólo ha incorporado gran parte del compendio normativo del Mercosur a su fuero interno, sino que ha incluso igualado, y en la mayoría de los casos superado, a Estados partes, que estando desde el inicio de la fundación de Mercosur, no han internalizado todo su acervo normativo. Venezuela ha sido insigne en el proceso de acoplamiento al Mercosur”.

Tratados.
La declaración, difundida por la agencia DPA, rechaza la “persistencia de estos gobiernos en vulnerar los tratados constitutivos de Mercosur, haciendo prevaler sus preferencias políticas e ideológicas neoliberales sobre los genuinos intereses de los pueblos y sus procesos de integración”.
“La República Bolivariana de Venezuela, en ejercicio pleno de la presidencia pro témpore de Mercosur, defenderá a este bloque frente a los zarpazos contra su institucionalidad acometidos por sus enemigos históricos, que mal colocan a Mercosur en su relacionamiento internacional y atentan contra su propia existencia”, completó la Cancillería venezolana.
A Venezuela le tocaba liderar el bloque en el segundos semestre del año y asumió la conducción de forma unilateral y sin el acuerdo de sus socios apenas Uruguay, el 29 de julio, dio por terminada su gestión. (Télam)