Una mujer se despertó en una casa funeraria once horas después de ser declarada muerta

Una mujer de 91 años despertó dentro de una bolsa para cadáveres en una casa funeraria de Ostrów Lubelski, en el este de Polonia, once horas después de que un médico certificó su fallecimiento, en un caso que ya está siendo investigado por la justicia.
La doctora Wieslawa Cyz, responsable de certificar el fallecimiento de Janina Kolkiewicz, aseguró que estaba “totalmente convencida” de que la mujer había muerto.
“No había pulso, no había señales de respiración ni tampoco ritmo cardíaco”, dijo al diario local “Dziennik Wschodni”, según reproduce la agencia EFE.
“Sus ojos estaban muy abiertos, pero no eran sensibles a la luz”, añadió la médica, quien confesó estar avergonzada por haber expedido el certificado de defunción de una paciente que aún estaba viva.