Uruguay deja la presidencia del Mercosur sin traspaso

Uruguay dio ayer por terminada su gestión en la presidencia pro-témpore del Mercosur, sin que se informara de manera oficial qué país y a partir de cuándo asumirá la conducción del bloque regional.
La decisión uruguaya se conoció en medio de las profundas disidencias entre los socios del bloque por la situación política de Venezuela, país al que le corresponde recibir la presidencia pro-témpore del Mercosur, de acuerdo con las normativas vigentes.
“No hay traspaso y la presidencia queda vacante”, dijo en Asunción el canciller de Paraguay, Eladio Loizaga, mientras en Caracas la ministra venezolana de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, reclamó que el mando del bloque pase a manos de su país de manera automática.
En declaraciones a Telesur, Rodríguez manifestó que al dejar Uruguay la presidencia del Mercosur, “debe ser transferida sin ningún tipo de retardo y de excusas a Venezuela”.
Uruguay pretendía formalizar el traspaso a Venezuela durante una reunión del Consejo del Mercado Común del Mercosur que había sido programada para hoy en Montevideo, pero las deliberaciones fueron canceladas porque Brasil y Paraguay anunciaron que no asistirían.
Las representaciones de Brasil y Paraguay, aunque con matices, se oponen a dejar el mando del Mercosur en manos de Venezuela por considerar que ese país están inmerso en una crisis política, económica e institucional que ha rebajado la calidad de su democracia.

Argentina.
Argentina se abstuvo de fijar una posición pública sobre ese punto específico y Uruguay se declaró a favor de concretar el traspaso al país caribeño, de acuerdo con lo que establecen los estatutos del bloque.
Frente al desacuerdo, tan profundo que minó las posibilidades de organizar una reunión para debatir el asunto, Uruguay envió ayer una nota diplomática a los países del Mercosur en la que da por terminado su mandato, informaron la agencia EFE y los portales uruguayos de El Observador y El País.
En la nota incluyó un informe final con su actuación de seis meses en la presidencia pro-témpore del bloque.
Fuentes diplomáticas dijeron que Uruguay no está en condiciones de pasar la conducción a Venezuela de forma bilateral, debido a que ese mecanismo no está previsto en las normativas del Mercosur.
La presidencia pro-térmpore del Mercosur rota cada seis meses entre los socios del bloque por orden alfabético, por lo que corresponde que a Uruguay la suceda Venezuela. (Télam)