Vázquez enfrenta su quinta huelga

El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, enfrentó ayer la quinta huelga desde que asumió su mandato el 1 de marzo, una situación que escala la tensión entre trabajadores y gobierno en medio de la discusión del presupuesto nacional.
El paro afectó parcialmente las actividades laborales durante la jornada, en especial la educación pública en Montevideo.
Los docentes reclaman que el gobierno cumpla su promesa electoral de destinar 6% del PIB al sector educativo en la ley de Presupuesto que discute actualmente el Parlamento. La cifra se ubica en la propuesta oficial en poco menos del 5%.
La huelga de ayer, que afectó a la salud pública y al transporte entre otros servicios básicos, siguió a una serie larga de paralizaciones que ha resuelto la central sindical PIT-CNT y distintos sindicatos, en un contexto de deterioro económico y como forma de buscar mejoras en las partidas presupuestarias que serán asignadas.
Según datos que publicó ayer el diario El País, los escolares han perdido 16 días de clase y los estudiantes de secundaria, 21 días en la educación pública en la capital, una distorsión que podría llevar a prolongar el año lectivo.
En la mañana de ayer, los trabajadores se concentraron en el centro de Montevideo y marcharon hacia el Palacio Legislativo en una multitudinaria movilización, constató un fotógrafo de la AFP.
Según el Indice de Conflictividad Laboral, los conflictos alcanzaron en el período marzo-agosto de 2015 un pico, al menos desde 1995. (AFP-NA)