Venezuela asumió jefatura pro-tempore

FINALIZA EN LA ISLA MARGARITA LA CUMBRE DEL MOVIMIENTO DE PAISES NO ALINEADOS

Siete presidentes, siete primeros ministros, seis vicepresidentes y decenas de cancilleres de los países miembros del Movimiento de países No Alineados (Mnoal) están reunidos en la Isla Margarita, donde Caracas asumió la jefatura pro-témpore de la organización y se repitieron los discursos de reivindicación del espacio.
En su discurso ya al frente del Mnoal, el presidente Nicolás Maduro llamó al bloque a refundar y democratizar el sistema y el funcionamiento de la Organización de Naciones Unidas, una medida que consideró necesaria.
“Las Naciones Unidas que nacieron de la posguerra de 1945 necesitan una profunda transformación. Se ha hablado de reforma: nosotros preferimos hablar de refundación, de una nueva fundación del sistema de Naciones Unidas”, afirmó Maduro al inaugurar la cumbre ras recibir la presidencia del movimiento de manos de su par de Irán, Hassan Rouhani.
Aseguró el mandatario venezolano que Venezuela asumirá el “compromiso” de “acelerar los procesos de transformación de la ONU para “lograr su verdadera democratización”.
“Este movimiento tiene el patrimonio, tiene la fuerza, tiene el liderazgo, y tiene los votos para avanzar de manera decidida en un proceso de concreción (y) aceleración de esos procesos de transformación”, sostuvo, y respaldó luego a Palestina, por la “masacre” por parte de Israel, y a Cuba, por el bloque impuesto por Estados Unidos.
La Cumbre del Mnoal, que congrega a 120 naciones, comenzó el martes con las reuniones entre las comisiones técnicas de economía social y política, seguido por un plenario de cancilleres, pero la cumbre sufre la ausencia de las primeras líneas de los países integrantes.
Venezuela se convirtió en el tercer país americano en comandar el bloque, después de Cuba y Colombia. Tendrá la jefatura hasta el 2019.
Se espera que los representantes de todos los países discutan y aprueben un documento de 907 párrafos elaborado por los ministros de Exteriores, y lo den a conocer hoy.

“Poderes fácticos”.
En su discurso, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, advirtió que existe un nuevo Plan Cóndor, como se llamó a la operación de las dictaduras de Latinoamérica contra los opositores, esta vez contra los “gobiernos progresistas” de la región, que cuenta con la participación del “norte”, en alusión al gobierno de los Estados Unidos.
Correa habló de unos “poderes fácticos” que utilizan, según dijo, “métodos como el bombardeo mediático, los golpes de estado parlamentarios, el acoso económico, y la difamación de líderes democráticamente electos” contra gobernantes latinoamericanos de izquierda.
A su turno, el cubano Raúl Castro insistió en que su país no renunciará a “uno solo de sus principios” para la normalización de su relación con EE.UU y volvió a condicionar el total ancarrilamiento del vínculo al levantamiento del bloqueo y la devolución del territorio de la base norteamericana de Guantánamo.
Castro dijo que hubo “algunos avances” en la relación con Estados Unidos, sobre todo en el ámbito diplomático y de la cooperación “en temas de interés mutuo”, pero lamentó que “no ha sido igual en la esfera económico-comercial”, y apuntó contra el bloqueo que “tantos daños y privaciones” causa a la isla.
Antes de las deliberaciones, la canciller local, Delcy Rodríguez, descubrió una estatua del fallecido presidente Hugo Chávez, erigida en una plaza homónima inaugurada frente al centro de convenciones que alberga la Cumbre. (Télam)