Venezuela: la Mesa de Diálogo tiene parada clave

La oposición venezolana pareció ayer redoblar su ofensiva en busca de la liberación de los que considera “presos políticos” con tres medidas en paralelo: una huelga de hambre de 14 reos, una protesta con encadenamiento de familiares de los condenados en El Vaticano y nuevas exigencias para seguir participando del diálogo con el Gobierno.
Hoy debería realizarse otra ronda de la mesa de conversaciones entre el gobierno y la oposición, que amenaza con no seguir el diálogo si no se atienden sus demandas, sobre todo lo referido a la “salida electoral” y a la libertad para sus dirigentes presos.
Catorce políticos presos, recluidos en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia de Venezuela (Sebin), se declararon en “huelga de hambre indefinida” ante lo que consideran el incumplimiento del gobierno de Nicolás Maduro de los acuerdos que se alcanzaron en la mesa de diálogo el pasado 12 de noviembre.
“Catorce de los presos políticos que se encuentran en el Sebin se declaran en huelga de hambre para exigir cumplimiento de acuerdos del diálogo”, escribió la diputada opositora Adriana Pichardo en su cuenta de Twitter.
En un comunicado publicado en la red social, y que está suscripto por los diputados encarcelados Gilberto Sojo, Renzo Prieto y otros 12 políticos presos, se señala que “como consecuencia del incumplimiento por parte del régimen a los acuerdos que aceptaron en la mesa de diálogo” han “decidido iniciar” una “huelga de hambre indefinida”.
“Nuestra huelga de hambre ha surgido como una respuesta al llamado nacional de una Navidad sin prisioneros políticos”, y en ese sentido, los presos piden la mediación de la Santa Sede, a través del nuncio apostólico Aldo Giordano.
“Como venezolanos reafirmamos nuestra exigencia: la libertad plena para todos los presos políticos”, señalan los firmantes.

“Prisioneros políticos”.
Asimismo, piden a sus compañeros “prisioneros políticos” recluidos en otras cárceles sumarse a la huelga para conquistar “la libertad de Venezuela”.
Los 14 reos aseguran que mantendrán “hasta las últimas consecuencias la huelga de hambre”.
El sábado, 36 políticos recluidos en el Sebin pidieron a la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) no levantarse de la mesa de diálogo con el gobierno “hasta tanto se terminen de discutir las liberaciones de presos acusados en sospechosas causas judiciales” y solicitaron el Ejecutivo cumplir con los acuerdos. (Télam)