Venezuela no acepta excusa de EE.UU. y exigió respeto

Las explicaciones del embajador estadounidense en Caracas, Patrick Duddy, sobre la entrada de uno de sus aviones militares en el espacio aéreo venezolano no fueron suficientes para las autoridades de este país, que exigieron a Washington ayer que estos actos "no se repitan más".

Protesta.
"Hemos entregado al embajador una nota de protesta por esta violación, en la que exigimos al gobierno de Estados Unidos que esta serie de eventos no se repita más", declaró a la prensa el ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro, subrayando que las explicaciones de Duddy "no complacieron" al Ejecutivo venezolano.
Según el diplomático estadounidense, durante su reunión con Maduro explicó "los detalles del error de navegación que causó que un avión que se encontraba en una misión antidrogas transitara de manera accidental por el espacio aéreo venezolano el 17 de mayo".
Venezuela denunció el lunes que un avión militar estadounidense, que salió de la isla de Curazao (Antillas Holandesas) y regresaba a este mismo punto, donde Washington posee una base militar, entró conscientemente el espacio aéreo venezolano. Según Maduro, este tipo de invasiones forma parte de un plan de Estados Unidos para "desestabilizar la región".
Deseamos que "desde el gobierno de Estados Unidos, de éste o del que venga, haya una rectificación histórica de una política errática, que pretendió detener el surgimiento y consolidación de este inmenso movimiento democrático popular transformador" que vive la mayor parte de América Latina, explicó Maduro.

Cadena.
El canciller también reaccionó a las declaraciones del subsecretario de Estado norteamericano para América Latina, Tom Shannon, quien instó a Venezuela ayer a aclarar el propósito de su relación con las FARC.
"Son unas declaraciones que forman parte de la cadena de errores del gobierno de Estados Unidos, que pretenden afectar al liderazgo alternativo de América Latina con el show de un computador", aseguró.
Maduro se refería al informe presentado por la Interpol la semana pasada sobre los computadores supuestamente hallados por el ejército colombiano en un campamento de las FARC. El gobierno de Bogotá dio a entender que los datos archivados en los ordenadores vincularían a Hugo Chávez con esta guerrilla.
"Pretenden utilizar una computadora para tratar de convertir la lucha contra las FARC en una lucha continental" y "estigmatizar como terroristas y guerrilleros" a gobiernos de izquierda como el venezolano, concluyó Maduro. (AFP-NA).