Victoria de Trump contra Obamacare

Bajo fuerte presión del presidente Donald Trump, el Senado de Estados Unidos aprobó finalmente el martes la apertura del debate sobre la derogación de la reforma sanitaria de Barack Obama. Pero falta mucho para ganar el partido.
El Senado, de mayoría republicana, votó por estrecho margen por una simple moción de procedimiento que permite 20 horas de discusiones y varias votaciones sobre las enmiendas.
Es un logro parcial para Trump, feroz opositor del Obamacare, que había convocado a los senadores republicanos a zanjar sus diferencias y avanzar en este tema estancado durante meses.
“Éste fue un gran paso”, dijo Trump poco después de la votación al felicitar al Senado en una conferencia de prensa en la Casa Blanca, definiendo esta reforma de su predecesor como “un desastre para el pueblo estadounidense”.
La mayoría republicana había tirado la toalla la semana pasada frente a las divisiones internas. Trump, determinado a cumplir con esta vieja promesa de campaña, lanzó entonces veladas amenazas de represalias a los senadores republicanos que no lo apoyaran.
Al votar, de 52 senadores republicanos solo dos se atrevieron a pronunciarse en contra: Susan Collins (Maine) y Lisa Murkowski (Alaska).
El resultado fue de 51 votos contra 50, con el desempate del vicepresidente Mike Pence que permite la Constitución en caso de igualdad.
Como muestra de la fragilidad de la votación, el senador John McCain, que regresó expresamente desde Arizona, donde fue diagnosticado la semana pasada de cáncer cerebral, optó por el sí, pero advirtió que en últimas votará en contra si el texto final no es satisfactorio.
Ovacionado por sus colegas al ingresar al recinto, McCain pidió una cooperación más bipartidista en los próximos días: “¿Por qué no intentamos la vieja manera de legislar en el Senado?”, dijo. (AFP)