Victoria de Sarkozy

ELECCIONES DEPARTAMENTALES EN FRANCIA

Finalmente el ganador de la primera vuelta de las elecciones departamentales en Francia no fue el xenófobo Frente Nacional de Marine Le Pen, como marcaban los sondeos previos, sino la derecha encabezada por el ex presidente Nicolás Sarkozy, que obtuvo más del 30 por ciento de los votos. La ultraderecha se quedó con un 25 por ciento, mientras el Partido Socialista no superó el 20.
Los primeros sondeos a boca de urna apuntaban ayer a una victoria de la centroderecha en la primera vuelta de las elecciones departamentales francesas y a una fuerte derrota para el gobernante Partido Socialista. Las encuestas otorgaban una victoria con entre el 30 y el 35 por ciento de los votos a la alianza entre los conservadores de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) y los centristas de la Unión de Demócratas e Independientes (UDI).
La ultraderecha del Frente Nacional (FN), que partía como favorito en los sondeos, no consiguió ser la formación más votada, pero pese a todo sería la segunda fuerza política con un apoyo en torno al 25 por ciento.
En tanto, los socialistas del presidente Francois Hollande y del primer ministro Manuel Valls podrían quedar incluso por debajo del 20 por ciento y partirán en inferioridad de condiciones con vistas a la segunda vuelta, que se celebrará el domingo 29 de marzo.
Los sondeos previos a los comicios daban a la extrema derecha del FN aproximadamente un 30 por ciento de las intenciones de voto y colocaban al partido xenófobo como la primera fuerza del país.
Tras conocerse los primeros resultados, Sarkozy aseguró que su victoria “muestra el profundo deseo de los franceses de un cambio claro”. Añadió que su país se alejó de la izquierda por sus “mentiras”. (AFP-NA)