“Voy a ir a la mesa de diálogo”

EL PRESIDENTE NICOLAS MADURO PODRIA IR A JUICIO POLITICO

La Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de Venezuela, dominada por la oposición, abrió ayer un proceso para determinar la responsabilidad del presidente Nicolás Maduro en la crisis política y económica del país, y lo citó para que ejerza su defensa frente a los cargos en una sesión que se llevará a cabo el próximo 1 de noviembre.
El endurecimiento de los legisladores frente al gobierno de Maduro se produjo un día después de que, con la mediación del papa Francisco y el impulso de la Unasur, se anunciara el inicio de un “diálogo nacional” entre el oficialismo y la oposición y casi en simultáneo con el regreso del jefe de Estado al país, después de una gira por Medio Oriente y una visita a El Vaticano.
La Asamblea aprobó el inicio de un proceso para la evaluación y determinación de la responsabilidad política de Maduro en la crisis del país y convocó al mandatario para que exponga el 1 de noviembre sobre las “graves violaciones a la Constitución, los derechos humanos y la democracia” que se le achacan, así como la influencia de sus políticas en la “devastación de la economía” venezolana.
“Es un proceso que se inicia el martes con la intervención de diputados oficialistas y opositores. Seguimos exactamente en la hoja de ruta” que plantea determinar responsabilidades de otros poderes públicos por violar la Constitución, señaló el jefe del grupo de diputados opositores, Julio Borges.
Las leyes venezolanas no prevén la posibilidad de destitución del presidente del país a partir de un juicio político parlamentario como existe en otros países de la región. En cambio, disponen que el mandato del jefe del estado puede ser revocado a través de un referendo como el que la oposición exigió durante meses y que acaba de ser bloqueado por las autoridades electorales.
El oficialismo, que se opuso a la apertura del proceso, desestimó las decisiones del Poder Legislativo, debido a que su actuación no generará consecuencias directas, ya que sus actos son nulos desde que fue declarada en desacato por el Supremo venezolano.

Marcha.
Mientras se desarrollaba la sesión en la Asamblea, miles de militantes chavistas se movilizaron vestidos con camisas rojas para dar la bienvenida al regreso de Maduro, quien el lunes fue recibido por el papa Francisco en Roma, en coincidencia con el anuncio de El Vaticano acerca del establecimiento de un “diálogo nacional” entre oficialistas y opositores que será inaugurado el próximo domingo en la isla Margarita.
La manifestación pasó por la sede del Legislativo y los militantes cantaron: “Y va a caer, y va a caer, esa Asamblea va a caer”.
Frente a los manifestantes, desde el Palacio de Miraflores, Maduro convocó para hoy al Consejo de Defensa de la Nación (Codena), un organismo integrado por miembros de todos los poderes del Estado, para analizar la crítica situación.
El encuentro servirá para “evaluar el golpe parlamentario de la Asamblea Nacional y el plan de diálogo de paz”, añadió el presidente.

Maduro.
En tanto, Maduro, dijo que irá personalmente en representación del gobierno a la mesa de diálogo entre oficialistas y opositores que se instalará el próximo domingo en la isla Margarita.
“El domingo yo mismo voy a ir a la mesa del diálogo a conversar con todos los actores presentes”, dijo en un acto frente a militantes chavistas en Caracas.
El jefe de Estado también acusó a los opositores que se oponen al dialogo de seguir instrucciones del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a quien le atribuyó el deseo de “destruir” a su país. (Télam)

Compartir