Wikileaks publicó más mails de los demócratas

Por tercera vez en menos de una semana, la organización Wikileaks publicó ayer miles de mails de la cuenta del director de campaña de la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, lo que provocó una dura denuncia del oficialismo estadounidense contra Rusia y una negativa indignada de Moscú.
“Esta es definitivamente la primera campaña en la que participo en que me enfrento con agencias de inteligencia rusas (…) parece que están haciendo todo lo posible en nombre de nuestro rival”, denunció, dejando de lado su tradicional diplomacia, el director de la campaña de Clinton, John Podesta, según la revista Time.
Podesta, un ex funcionario durante las presidencias de Bill Clinton y Barack Obama, informó que el FBI está investigando la filtración en su cuenta de mails e, incluso, fue más lejos y sugirió que la campaña del candidato republicano, Donald Trump, fue cómplice del presunto espionaje ruso.
El vínculo: Roger Stone, un operador político de confianza del magnate que se reunió en el último tiempo con el fundador de Wikileaks, Julian Assange, según él mismo confirmó a la prensa estadounidense.
“Creo que es una presunción razonable, creer que Stone recibió una advertencia previa (a la publicación de los correos electrónicos) y que la campaña de Trump tuvo una alerta previa de lo que Assange estaba por hacer”, aseguró Podesta.

Desmentida.
El martes Wikileaks desmintió a la campaña de Clinton y rechazó que la filtración de mails tuviera una motivación política o buscara influenciar en las elecciones presidenciales de Estados Unidos del próximo 8 de noviembre o tuviera algún vínculo con Rusia y sus servicios de inteligencia.
Pero las denuncias de los demócratas, que comenzaron en la Casa Blanca y terminaron en Podesta, continuaron creciendo en su tono agresivo y finalmente el gobierno de Rusia se metió de lleno en el escándalo.
“Es halagador, por supuesto, recibir este tipo de atención para un poder regional, como nos llamó hace tiempo el presidente Obama, (…) pero no tiene ninguna evidencia que lo sustente”, aseguró el canciller ruso, Serguei Lavrov, en una entrevista con la cadena de noticias CNN.
“No hemos visto un solo hecho y tampoco una sola respuesta a la propuesta que hizo hace casi un año el fiscal general ruso al Departamento de Justicia (estadounidense) para empezar consultas profesionales sobre crimen cibernético”, agregó el ministro de Vladimir Putin. (Télam)

Compartir