Ya está detrás de rejas

LA CANTANTE ISABEL PANTOJA

La cantante española Isabel Pantoja ingresó ayer a la prisión sevillana de mujeres de Alcalá de Guadaía para cumplir la condena de dos años de cárcel que se le impuso por delitos de blanqueo de capitales.
Antes del amanecer, Pantoja salió de su casa de Cádiz, donde pasó su última noche en libertad junto a sus hijos, y poco antes de las ocho de la mañana llegó a la cárcel, según las imágenes transmitidas por los medios españoles, que siguieron los últimos pasos de la popular cantante antes de que perdiera su libertad.
La tonadillera, de 58 años, que vestía ropa oscura y llevaba anteojos de sol, fue acompañada por su hermano Agustín antes de ingresar al presidio.
Numerosos medios de comunicación, que se ubicaron detrás de vallas de seguridad colocadas a las puertas del penal, siguieron los movimientos del auto de Pantoja, que fue custodiado por la Guardia Civil española.
El miércoles, la popular cantante recibió un ultimátum judicial, que le daba un plazo de 72 horas para ingresar a prisión luego de que se le denegara su último recurso de súplica, para evitar cumplir su condena.
Si no cumplía la orden de ingreso a prisión, la Justicia iba a dictar su búsqueda y captura, por lo que el abogado de Pantoja, José Ángel Galán, afirmó que ingresaría voluntariamente a la cárcel y no pedirá el indulto.
En abril de 2013, la “Reina de la Copla” fue condenada a dos años de prisión en el marco del “caso Blanqueo”, una ramificación de la conocida como “Operación Malaya”, la causa de corrupción urbanística por la que fue condenado su ex novio Julián Muñoz, quien era alcalde de Marbella, la meca de los ricos de España. (Télam)