Abal Medina: “Que la Justicia actúe”

EL HERMANO DEL SENADOR RESULTO HERIDO DURANTE LOS INCIDENTES OCURRIDOS EN UNA ASAMBLEA DE VECINOS

El senador nacional del PJ-FPV Juan Manuel Abal Medina reveló ayer que su hermano fue uno de los heridos durante los incidentes ocurridos durante una asamblea de vecinos de la Comuna 4 y que ya “está fuera de peligro”, pero reclamó que “la Justicia actúe”.
“Mi hermano está fuera de peligro, pero tiene que seguir en observación porque recibió muchísimos golpes”, informó el senador luego de que trascendiera que Fernando Abal Medina había sido uno de los heridos durante el ataque a militantes kirchneristas y miembros de la organización “Boca Es Pueblo” que viven en esa comuna porteña.
Abal Medina relató que “una patota empezó a prepotear, gritar, insultar, incluso hasta mostraron armas en un momento”, hasta que “esa discusión se empezó a acalorar y a un pibe le clavaron un cuchillo en el cuello y zafó por poquito de la herida”.
“Mi hermano empieza a pedir calma y trata de pararlos. Cuando baja para llamar a una ambulancia le empiezan pegar, se desmaya y le siguen pegando hasta que salieron corriendo cuando ven el charco de sangre del otro pibe”, agregó el senador.
El hermano de Abal Medina fue trasladado al Hospital Penna “con diagnóstico politraumatismo en cráneo”, junto a Matías Scinica, de 25 años, “con diagnóstico herida de arma blanca en cuello”.
“Lo importante ahora es que la Justicia actué para terminar con esta barbaridad que ocurre en la Argentina”, concluyó Abal Medina.

Rodríguez Larreta.
El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, repudió ayer los hechos de violencia que se registraron el miércoles en el Consejo Consultivo de la Comuna 4, y dijo que “el PRO no tiene ninguna patota”.
“Es insólito, una vergüenza, una barbaridad que una reunión de vecinos que discutía un proyecto termine de esa manera”, dijo Rodríguez Larreta en declaraciones a radio La Red, en las que señaló que la Justicia deberá determinar “rápidamente” quienes fueron los responsables de los desmanes.
Al ser consultado sobre las acusaciones de integrantes del Frente para la Victoria (FPV) de que fueron punteros del PRO los que iniciaron los incidentes, el jefe de Gobierno dijo que “hay acusaciones de todos contra todos” y agregó: “Nosotros no tenemos ninguna patota de ningún tipo”.
“Hay dirigentes que no estaban de acuerdo y pensaban diferente sobre un proyecto y terminaron así. Una barbaridad. Las responsabilidades de cada persona las tiene que investigar la justicia lo más rápido posible”, indicó y dijo que “había muchos testigos así que será fácil averiguar lo que pasó”.

Fiscal.
El fiscal Marcelo Munilla, que investiga los incidentes, afirmó ayer que el objeto de su pesquisa no pasa por saber si “se trató de un hecho político o policial”, sino por determinar la existencia de los delitos, los nombres y apellidos de los responsables, y su eventual juicio.
“Si se trató de un hecho político o policial no es el objetivo a determinar por mi parte, sino la existencia de un delito, los responsables, y la forma en la que serán llevados a juicio. Yo tengo dos personas lastimadas, posiblemente haya delitos de amenazas, entonces ese es el objeto de la investigación”, precisó el representante del Ministerio Público en declaraciones a C5N.
El fiscal confió que “las cámaras del predio grabaron todo -incluso la agresión con arma blanca que recibió en el cuello Scinica- y serán analizadas en detalle porque están en crudo y se están puliendo”.
También adelantó que, en las declaraciones testimoniales tomadas hasta el momento, “nadie aportó ningún nombre. Yo necesito ponerle nombre y apellido a esas caras”, agregó en referencia a las grabaciones; y sumó que su tarea es “probar quienes fueron los autores de estos hechos”.
Por otra parte, afirmó que “no” quedó claro en las testimoniales el “porqué” de las agresiones. (Télam y NA)