Abiertos en el feriado

COMERCIOS COMPENSAN CAIDA DE VENTAS

La mayoría de los locales de los principales centros comerciales de la Ciudad de Buenos Aires
permanecieron ayer abiertos, con el propósito de compensar la caída de la actividad de los últimos meses con ventas por el Día del Padre, que se celebra mañana.
Los comercios de indumentaria y artículos electrónicos fueron los que dominaron la actividad del feriado por el 195º aniversario del fallecimiento de Martín Miguel de Güemes, dispuesto por una ley del Congreso promulgada por el Poder Ejecutivo Nacional, a pesar de los reclamos de las entidades representativas del empresariado mercantil.
En ese sentido se expresaron, entre otras, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la Federación de Comercio de la Ciudad de Buenos Aires (Fecoba), las federaciones económicas de Tucumán (FET) y Mendoza (FEM), las cámaras de Comercio de Córdoba, San Juan, La Pampa, Santiago del Estero, Rafaela que ya habían anunciado días atrás que sus comercios adheridos trabajarían como lo hacen habitualmente.
El sentido general de las posturas de las diferentes entidades mercantiles fue el de aprovechar las ventas por el Día del Padre para compensar la caída de la actividad, reflejada en los índices de los últimos meses.
En ese sentido, el último informe de ventas minoristas de CAME dio cuenta de una caída del 9,2 por ciento interanual en mayo.
Esa misma entidad había relevado que el 92,7 por ciento de los comercios minoristas del país abrirían sus puertas en este feriado “ya que representa uno de los días más importantes en las ventas por el Día del Padre”.
“Entre los motivos más importantes de esa decisión se encuentran la necesidad de recaudar ante la caída en las ventas y la urgencia de generar liquidez para cubrir los costos fijos” en “una de las fechas comerciales más importantes del año”, explicó la entidad. (DyN)

Compartir