Inicio El Pais Abuelas restituyó la identidad a la nieta 129

Abuelas restituyó la identidad a la nieta 129

VIVE EN ESPAÑA

Abuelas de Plaza de Mayo confirmó ayer la restitución de la identidad de la nieta 129, hija de una pareja de militantes del PRT-ERP, Norma Síntora, detenida y desaparecida por la última dictadura militar, y de Carlos Alberto Solsona, quien sobrevivió al terrorismo de Estado de la década del 70.
Según detalló en una conferencia de prensa la titular de Abuelas, Estela de Carlotto, la joven era buscada por su padre desde hacía 42 años y en el 2013 fue contactada por primera vez por el organismo, con el objetivo de invitarla a realizarse una prueba de ADN.
Ese análisis -que fue concretado tiempo después debido a que la nieta recuperada reside en España- estuvo fiscalizado por el juzgado federal 12, a cargo del juez Sergio Torres, en base a datos genéticos proporcionados por su padre, su hermano mayor y sus abuelos maternos.
Tras expresar la «enorme felicidad» que significó encontrar a la mujer, Carlotto hizo una breve reseña del camino realizado por el equipo de investigación de Abuelas hasta la confirmación de que se trataba de la hija de Solsona y Síntora, quien fue secuestrada en mayo de 1977, embarazada de ocho meses.
Solsona sobrevivió a la dictadura porque se encontraba fuera del país cuando su mujer fue detenida y desaparecida por los militares y, a partir de ese hecho, el hombre decidió permanecer en el exilio.
«Nada más se supo de Norma y del bebé, que se presume nació en el centro clandestino de Campo de Mayo», reseñó Carlotto y destacó la denuncia temprana que realizaron los abuelos en la filial de Córdoba de Abuelas de Plaza de Mayo.
El puntapié que permitió esclarecer la historia estuvo dado por informaciones recabadas en el 2012 sobre una joven inscripta como hija propia de un matrimonio mediante una partida de nacimiento apócrifa, firmada por un médico de la Policía Federal, contó Carlotto.

La familia.
Según el comunicado que difundió Abuelas «Norma Síntora nació en Cruz del Eje, Córdoba, el 9 de agosto de 1951. En 1968 rindió libre las materias de quinto año del secundario y con su hermano Daniel se trasladaron a Córdoba para ir a la universidad. Norma comenzó a estudiar Ingeniería Electrónica. Durante el ingreso a la facultad, en 1968, conoció a quien sería su marido, Carlos Alberto Solsona. Carlos venía de estudiar Ingeniería Química en Santa Fe y decidió cambiarse a Electrónica, para lo cual se mudó a Córdoba. Tras una amistad de varios años, formaron pareja en 1974, en marzo de 1975 se casaron y al año siguiente nació su primer hijo, Marcos.
«Norma y Carlos militaban en el Partido Revolucionario de los Trabajadores-Ejército Revolucionario del Pueblo (PRT-ERP). A ella sus compañeros la llamaban «La Morocha», «Raquel», «Marta» o «La Turca». Hacia finales de 1976, ante la ferocidad de la represión, la pareja decidió dejar a Marcos al cuidado de sus abuelos maternos por los riesgos que estaban corriendo y empezaron a pensar en el exilio. Por entonces, Norma cursaba su octavo mes de embarazo.
«Pero los planes no pudieron concretarse. El 21 de mayo de 1977, alojada en la casa de sus compañeros de militancia Isolina Beatriz Rocchi y Rubén Castro, en Moreno, provincia de Buenos Aires, Norma fue secuestrada junto a ese matrimonio. Los tres continúan desaparecidos». (Pagina12.com / Télam)