“Acá no hay una ola de despidos masivos”

MACRI ANUNCIO QUE AMPLIO EL PRESUPUESTO PARA LAS UNIVERSIDADES

El presidente Mauricio Macri afirmó ayer que en Argentina “no hay problema de ola de despidos masivos”, pero sí “estancamiento”, y señaló que el objetivo es “crear empleo de calidad”.
“Acá no hay problema de ola de despidos masivos, pero sí de estancamiento”, dijo el Jefe de Estado en una rueda de prensa en Casa de Gobierno después de realizar una reunión de Gabinete y de recibir, posteriormente, a los titulares de las universidades nacionales.
El mandatario recordó que “de abril de 2015 a abril de 2016 se generaron 60.000 puestos de trabajo en Argentina”, pero admitió que no fue suficiente y que “esa cifra no es nada”.
“Necesitamos crear empleo de calidad. Hay nueve millones de argentinos que no acceden a empleo de calidad. Hace más de cinco años que no hay creación de empleo”, consignó.
A su vez, el jefe de Estado se refirió al tratamiento en el Congreso de la ley antidespidos que impulsó la oposición y señaló que estaba “convencido que esta ley no es buena para los argentinos”.
“Mi obligación y mi compromiso con los argentinos es decirles la verdad, y no puedo convalidar algo de lo que estoy convencido que es muy malo para los argentinos”, manifestó.
Con respecto al debate de la ley en la Cámara de Diputados, Macri invitó “a Sergio Massa (diputado líder del Frente Renovador) y a la mayoría de los dirigentes que no acompañemos al kirchnerismo en esta propuesta”.
Macri los invitó a “reflexionar y a debatir”, y dijo que esperaba que la discusión en el Congreso “dé la oportunidad a los argentinos de ver cuál es el camino”.
“El camino no es el de la arbitrariedad, sino el de la confianza. Yo creo en ustedes, por eso estoy acá, se de qué son capaces”, dijo.
Macri invitó además a los diputados a “reflexionar y debatir”, no desde “la arbitrariedad”, sino desde “la confianza”, apostando a que “se creará empleo” a partir de las obras de infraestructura que encarará el gobierno y que “generará medio millón de empleos, y también de las inversiones que llegarán tras el fin del aislamiento en el que estaba el país, por no pagar a los acreedores extranjeros”.
El presidente recordó que la ley para duplicar la indemnización, como forma de persuadir al empleador de acudir al despido, fracasó en el gobierno de Eduardo Duhalde, y que no fue el instrumento elegido por ninguno de los países vecinos que apuestan al crecimiento.
“Si yo pensase que esta ley que se impulsa, más allá de que fracasó en el gobierno de Duhalde cuando se sancionó, hubiera algo que demostrara que fuese buena, yo mismo la hubiera liderado y presentado desde el primer día”, dijo.

“Impuesto perverso”.
El Presidente consideró que “la inflación es un impuesto perverso que le cobra un mal gobierno a su gente y que siempre lo paga primero el que menos tiene” y destacó que con el último aumento de la nafta ha terminado “el escalón de los aumentos”.
Durante la conferencia de prensa, Macri dijo que entiende el “dolor y el enojo de la gente cuando ve los aumentos” en los precios y tarifas, y ratificó el compromiso de su gobierno de que en el segundo semestre del año “la inflación bajará drásticamente”.
“Entiendo el dolor y el enojo de la gente cuando ve los aumentos. Sería feliz de no haber tenido que hacer ningún aumento, pero heredamos una economía al borde del colapso”, sostuvo Macri.
En ese sentido, el jefe de Estado consideró que la inflación “se debió a un gobierno que no supo administrar y manejarse con los recursos que brinda la ciudadanía a partir de los impuestos que paga”.

Universidades.
El mandatario también anunció una “ampliación del presupuesto para los costos de funcionamiento” de las universidades públicas, luego de que las casas de altos estudios expresaran sus complicaciones para hacer frente a los aumentos de tarifas.
“Hemos hecho una ampliación del presupuesto para los costos de funcionamiento de más de 500 millones de pesos, mostrando la importancia que tiene para nosotros y el rol que tiene que llevar a cabo la universidad pública en los próximos años en el país, que está dejando atrás una época muy difícil”, sostuvo el mandatario.
Tras encabezar una reunión con el ministro de Educación, Esteban Bullrich, y autoridades de universidades nacionales, el jefe de Estado manifestó la “necesidad” de acompañar a las casas de altos estudios, aunque pidió “recordar el punto de partida”.
“Queremos acompañar a las universidades en este esfuerzo par que los docentes y directivos puedan concentrarse en formar más de 1,5 millones de jóvenes”, destacó.
En ese sentido, el Presidente subrayó que “la pobreza cero se logra con trabajo de calidad y educación”.
“Claramente, lo que lleva a la Argentina al siglo XXI es una educación que de las herramientas necesarias a nuestros jóvenes, nuestra gente para que alcancen ese trabajo”, añadió.
Macri también pidió a los rectores que “asuman un fuerte compromiso de reducir el consumo de energía” para acompañar al Gobierno “en la lucha contra el cambio climático”.
A la vez, invitó a las universidades “a ser parte del rico debate que se ha abierto en la Argentina”.
Por su parte, el ministro de Educación y Deportes, Esteban Bullrich, destacó que el objetivo de la ampliación presupuestaria es “llevar tranquilidad a los rectores” de que se garantizará el “funcionamiento” de las universidades. (Télam y NA)