Acusado de asesinato no declaró

Leandro Sarli, detenido como sospechoso de haber matado a golpes a su hijastro de 5 años en Flores, quedó ayer acusado de “homicidio agravado por alevosía y ensañamiento”, un delito que prevé prisión perpetua, y se negó a declarar.
Fuentes judiciales informaron que Sarli (33) optó por su derecho a no ser interrogado por la jueza de instrucción Silvia Ramond y el fiscal Silvio Abraldes, que intervienen en la causa, y continuará detenido.
Acompañado por el defensor oficial Ricardo Di Lorenzo, el imputado solo manifestó que temía por su vida porque otros presos lo habían amenazado de muerte y que quería que lo enviaran a una cárcel federal y le garantizaran medidas de seguridad tanto en prisión como en los traslados.
Las fuentes indicaron que el fiscal pidió a la jueza que se lo acusara de “homicidio agravado por alevosía y ensañamiento”, en base a las pruebas recogidas hasta ahora en la causa, especialmente la declaración de la hermana de 8 años de la víctima mediante Cámara Gesell.
Durante alrededor de tres horas, la niña relató en detalle la golpiza que sufrió su hermanito y comprometió seriamente la situación judicial de Sarli.
La chica contó que, al ver lo que sucedía, se sintió aterrada y se metió en la cama y se tapó hasta la cabeza.
Además, los investigadores secuestraron ropa con sangre y otros elementos importantes para la investigación durante un allanamiento que realizaron en el domicilio en el que el imputado vivía con su pareja. (NA)