Inicio El Pais Acusan a la policía de dejar sustancias tóxicas en el departamento de...

Acusan a la policía de dejar sustancias tóxicas en el departamento de Cristina

La defensa de la ex presidenta Cristina Fernández denunció ayer que los efectivos policiales que allanaron el domicilio de la actual senadora nacional en el barrio porteño de Recoleta dejaron en el lugar sustancias «tóxicas».
El letrado Carlos Beraldi consideró que se trata de «un hecho de extraordinaria gravedad» y afirmó que lo detectaron el sábado pasado cuando ingresó a la vivienda la empleada que «se dedica habitualmente de las tareas del hogar».
«Dado que el trabajo de limpieza requería una mayor profundidad, le solicitó a dos miembros de su familia que la ayudaran. Una vez en el interior del departamento, cuando estaban ordenando la ropa y limpiando los estantes en el vestidor del dormitorio de mi representada, sintieron mareos, fuerte picazón en la garganta y los ojos y dificultades para respirar», aseguró en un comunicado.
Beraldi subrayó que «como tales síntomas persistieron durante el resto del día, el domingo 26 de agosto próximo pasado concurrieron a la guardia del Hospital de Clínicas».
«Luego de efectuarse los controles médicos de rigor, se constató que las dolencias padecidas tienen como origen un tóxico de contacto, recomendándose evitar, por todos los medios, una nueva re exposición al mismo ambiente», indicó.
Además, explicó que por esa razón, la ex presidenta «decidió no regresar a ese departamento hasta tanto no se tenga una certera evaluación sobre el lugar y las cosas que fueron objeto de manipulación durante el allanamiento».

Certificado médico.
Voceros de la ex jefa de Estado difundieron el lunes un certificado emitido por el Hospital de Clínicas que confirma que la persona fue atendida y habla de una posible exposición a «tóxico de contacto» como causa de los síntomas.
El facultativo que firmó el documento informó que el paciente atendido concurrió al sanatorio con «síntomas de irritación en piel y mucosas».
El profesional sugirió «evitar» esa exposición, la que, según denunció Beraldi, se produjo en el departamento de la ex mandataria del barrio porteño de Recoleta, luego de los operativos realizados allí por orden del juez Claudio Bonadio.

Maldad.
Por su parte, el abogado Gregorio Dalbón negó la posibilidad de que se haya registrado un «atentado» contra la vida de la senadora Cristina Fernández tras la denuncia por sustancias tóxicas encontradas en su departamento, episodio que definió como un acto de «maldad».
«No creo bajo ningún punto de vista que hayan querido atentar contra la vida de la ex presidente, nadie quiso matar a nadie», manifestó Dalbón en declaraciones a Radio 10.
«Pero si alguien puso un producto que pueda llegar a dañar en lugares donde son habitualmente utilizados por Cristina (Kirchner) como los cajones donde guarda su ropa, un poquito de maldad hubo», añadió.
«Esto amerita realizar una presentación ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para que vengan y vean lo que se hizo. Tenemos una filmación previa y posterior que realizamos como contralor de lo que eran las fincas antes y después del allanamiento», manifestó Dalbón.
«Estamos ante un escándalo internacional porque la casa es de la ex presidente que tenía que volver a la casa a dormir. Mínimamente si se utilizaron determinados productos tóxicos, como dice el Hospital de Clínicas, se debió haber informado», agregó.
Asimismo, Dalbón aseguró que Cristina se encuentra «muy mal» por la situación posterior al allanamiento donde varias personas se vieron afectadas físicamente.
«Siente que ha sido vulnerada, violada en su intimidad, realmente está mal. Esto de la señora que la ayuda y los familiares que han ido el fin de semana la ha destruido», señaló.

Denunciaron a Bonadio
Carlos Beraldi, abogado de la senadora Cristina Fernández, denunció al juez federal Claudio Bonadio ante la Justicia y el Consejo de la Magistratura por «ilegalidades» en los allanamientos a la ex mandataria, al tiempo que señaló que en las propiedades de la legisladora no hay «bóvedas ni documentos u objetos que puedan tener una procedencia ilícita».
«Se filtró a la prensa, como es costumbre, datos absolutamente falsos: en ninguno de los domicilios hay bóvedas ni documentos u objetos que puedan tener una procedencia ilícita», sostuvo Beraldi.
En un comunicado, el letrado insistió en que se le «impidió controlar, como abogado defensor y como única persona que se encontraba en el domicilio, el allanamiento que se llevó a cabo en el inmueble de la calle Uruguay».
Así, sostuvo que se violaron «expresamente las disposiciones constitucionales, la ley dictada en consecuencia y lo que el Senado de la Nación dispuso en particular para este allanamiento».
«Todas estas ilegalidades ya fueron denunciadas ante la justicia penal competente, el Consejo de la Magistratura, el Colegio de Abogados y será puntualizada a cada uno de los jefes de bloque del Senado de la Nación», subrayó Beraldi.
También se quejó de que «el allanamiento en la propiedad de El Calafate fue extendido en el tiempo de manera ilegal y deliberada con el inequívoco propósito de seguir generando estrépito y material para las tapas de diario del fin de semana».
El abogado señaló que «las cosas que Bonadio ordenó secuestrar, no sólo no guardan relación con el objeto de la causa, sino que además, son efectos que integran el ajuar del hogar, cuya incautación no tiene otro propósito que generar daño y humillación».
También sostuvo que «se apoderaron de documentación que guarda relación directa con el cargo de Senadora de la Nación» y que «ni siquiera se salvó el único auto» de su representada, «una camioneta Honda del año 2009».
Sobre el allanamiento en El Calafate, Beraldi afirmó que «no se está preservando la cadena de custodia de las cosas que están siendo requisadas». (NA)