Acusan al ex juez Galeano

AMIA: INVESTIGACION POR ATENTADO

El ex juez Juan José Galeano y los ex fiscales Eamón Müllen y José Barbaccia fueron acusados como autor y participes necesarios del delito de coacción, respectivamente, durante la investigación del atentado a la AMIA, tendiente a involucrar al reducidor de autos Carlos Alberto Telledín en el ataque terrorista en el que murieron 85 personas.
En una nueva jornada de alegato acusatorio en el juicio por “encubrimiento” en la investigación del atentado, el fiscal ad-hoc Miguel Yivoff dio por probada la maniobra llevada a cabo en el Juzgado, por entonces a cargo de Galeano, en torno a las declaraciones de Miriam Salinas, la exesposa de Pablo Ibañez (por entonces socio de Telleldín) en 1995, un año después del atentado a la mutual judía, ocurrido el 18 de julio de 1994.
Salinas era amiga de la ex pareja de Telleldín, Ana Boragni, quien también había quedado involucrada en la causa, una vez que se conoció que éste había sido el último propietario de la camioneta Trafic blanca utilizada para el atentado.
Según señaló el fiscal en su alegato, las declaraciones de Salinas habían sido incorporadas en el expediente con las fechas cambiadas, ya que se la habría presionado para que declarara en un sentido, tendiente a asignarle a Telledín “participación en el brutal atentado”.
“Mi marido estaba preso por el atentado a la AMIA, qué querían que hiciera”, se defendió Salinas al declarar en el juicio.
Así, entre el 2 y el de octubre de 1995, Salinas había estado detenida pero sorpresivamente se la desvinculó por “falta de mérito” de la causa AMIA, según consta en el expediente.
Días después la mujer cambió completamente de opinión y pide declarar bajo identidad reservada y hasta habría pedido que se instalaran micrófonos en su casa para involucrar a Telleldín. Según la acusación fiscal, las declaraciones de la llamada “Testigo K”, que no es otra que Salinas, fueron intercaladas e invertidas las fechas en el expediente