Adhieren al aborto no punible

El Gobierno de María Eugenia Vidal decidió adherir al protocolo nacional para casos de interrupción legal del embarazo y así eliminar barreras de acceso, en consonancia con el fallo de la Corte Suprema de Justicia.
La práctica podrá efectuarse en centros de salud del primer nivel de atención y los objetores de conciencia deberán informarlo a las autoridades del establecimiento con antelación a la aparición de casos.
Mediante la resolución 2.095 de la cartera sanitaria a cargo de Zulma Ortiz, el gobierno bonaerense adhirió y adoptó para su aplicación obligatoria en todos los efectores de salud de la Provincia el “Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo (ILE)”, establecido por el Ministerio de Salud de la Nación el año pasado.
La medida eliminará las barreras de acceso a esta práctica y regirá bajo las causales de peligro de vida o cuando el embarazo fuese producto de una violación.
Entre sus aspectos más salientes, indica que “por tratarse en general de procedimientos de baja complejidad, la atención de las mujeres que requieren una ILE puede realizarse en el primer nivel de atención y en forma ambulatoria”.
También destaca la necesidad de que “se pueda brindar atención integral para ILE en todos
los niveles del sistema de salud para atender a mujeres que presenten complicaciones y sea conveniente realizar el procedimiento”. (NA)

Compartir