Advierten sobre una “Operación Escudo”

JULIAN ALVAREZ VINCULO LA ACTUACION DE BONADIO CON EL AVANCE DE LAS CAUSAS CONTRA EL JUEZ EN LA MAGISTRATURA

El secretario de Justicia de la Nación, Julián Álvarez, señaló al juez Claudio Bonadío como uno de los magistrados “más cuestionados de la Justicia Federal”, lo acusó de querer “montar un escudo” mediático, y vinculó los allanamientos en la Inspección General de Justicia y de las oficinas vacías de la empresa Hotesur con el avance de las causas en su contra en el Consejo de la Magistratura.
Para Julián Álvarez, detrás de las medidas judiciales más mediáticas ejecutadas por Bonadío, se encuentra la intención de desviar la atención sobre las mencionadas investigaciones.
“Bonadío viene montándose un escudo frente a los nueve expedientes de destitución que tiene el Consejo de la Magistratura”, aseguró el funcionario nacional y señaló que el juez “es uno de los más cuestionados de la Justicia federal”.

Allanamientos.
La semana pasada, mientras se realizaba el plenario del Consejo de la Magistratura para elegir a sus nuevas autoridades, Bonadío realizó allanamientos injustificados a la empresa Hotesur S.A. y a la Inspección General de Justicia, para retener documentación que podría haber solicitado de una manera “menos mediática” y que ya tenía en su poder, agregó el funcionario.
Este accionar de Bonadío se replica en los nueve expedientes abiertos en su contra por mal desempeño, entre los que se destacan los casos de la defraudación contra el Estado Nacional durante la privatización de Tandanor, las presuntas irregularidades en créditos a la Curtiembre Yoma y otras tres causas relacionadas con el accidente ferroviario de Once, entre otras.

“Mal desempeño”.
El 20 de marzo último, la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura citó a Bonadío por acusaciones de “mal desempeño” en los dos primeros casos antes citados.
Sus supuestas “excesivas e injustificadas demoras” habrían motivado “la prescripción de las causas”, generando “con su conducta morosa y negligente un grave perjuicio al Estado”.
Ese mismo día, el magistrado dispuso la elevación a juicio de una causa contra el ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno, a quien acusó “del delito de abuso de autoridad”.
Este accionar se replicó también el 8 de agosto pasado cuando el juez dictó el procesamiento del vicepresidente Amado Boudou por presuntas irregularidades en la transferencia de un automóvil.

Contagio.
El día anterior, la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura había aprobado la citación de Bonadío por su actuación en la causa en la que se investigó el contagio de cientos de pacientes con SIDA.
En este caso, el magistrado está acusado de demorar en forma injustificada un expediente, que finalmente prescribió, en el cual se investigó la adulteración de un medicamento suministrado a hemofílicos que padecieron por ello HIV y hepatitis.

“Tandanor”.
Una de las principales causas por la que es investigado Claudio Bonadío, ahonda sobre su desempeño en la llamada causa del astillero “Tandanor”, por la indebida extensión del plazo para la elevación a juicio del expediente.
El juez fue denunciado ante el Consejo de la Magistratura por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 5, dado que todos los acusado por defraudación al Estado en la venta del principal astillero público terminaron sobreseídos por el vencimiento de los plazos procesales que produjo Bonadío.
Según consta en el expediente, en agosto 1999, se presentó una denuncia penal cuando el consorcio Marítimos S.A., holding que adquirió el astillero, dejó de cumplir con los pagos previstos en el pliego de privatización, justo cuando el magistrado investigado integraba la Secretaría Legal y Técnica del gobierno de Carlos Menem.
Ya como juez a cargo del Juzgado 11, Claudio Bonadío recibió el expediente en 2003 y 2006 se dio por concluida la investigación, pero el Ministerio de Defensa; la Oficina Anticorrupción (ambos como querellantes) y la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal 4, requirieron la elevación de la causa a juicio oral.
Sin embargo, el auto de elevación a juicio se materializó tres años después de los requerimientos de los querellantes y la Fiscalía, sin que durante ese lapso hubiere mediado impulso procesal alguno por parte del magistrado.

“Yoma”.
Idéntica situación afronta en la causa “Yoma”, en la que se investigaba a la curtiembre de esa familia por defraudar a la administración pública a través del acceso a un régimen de promoción industrial que luego utilizaban como garantías de préstamos.
En la causa Tandanor, Bonadío es investigado por una demora injustificada en el desarrollo de la etapa de instrucción, que permitió la prescripción de la acción penal.
Estas dos causas se están tramitando en conjunto en el Consejo de la Magistratura, y hay pendiente de resolución existe un pedido de apertura del procedimiento de remoción del juez con inmediata suspensión en sus funciones.

La empresa Hotesur negó irregularidades.
La empresa Hotesur acusó a “medios claramente opositores al gobierno” que publicaron notas “en forma maliciosa, sistemática y coordinada”, en consonancia con la maniobra “de un miembro de la oposición partidaria” que denunció ante el juez Claudio Bonadío, quien es “ampliamente conocido por las múltiples denuncias que desde su nombramiento se vienen acumulando”.
A través de un comunicado, la empresa propietaria del hotel Alto Calafate (único inmueble que posee), respondió públicamente “en relación a distintas notas aparecidas en forma maliciosa, sistemática y coordinada en medios hegemónicos claramente opositores al gobierno”, lo que originó a continuación “también en forma sistemática como viene sucediendo desde hace años, la inmediata denuncia de un miembro de la oposición partidaria, que por extraña casualidad se formula ante el juez de Comodoro Py Claudio Bonadío, ex secretario de Carlos Corach, ampliamente conocido por las múltiples denuncias que desde su nombramiento se vienen acumulando”.
“Sin ir más lejos -agregó la empresa- hoy tiene más de nueve causas en el Consejo de la Magistratura, algunas vinculadas a hechos acaecidos en la década de los (años) 90 y otros más contemporáneos, es conveniente realizar las siguientes consideraciones”.
El texto enuncia que “la empresa Hotesur SA ha efectuado el cumplimiento de todas sus obligaciones contables y fiscales en tiempo y forma”. (Télam)