Aeropuertos reanudan los vuelos

Aerolíneas Argentinas y Austral reanudaron sus vuelos poco antes de las 14 de ayer, luego de que una medida de protesta del personal de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) y la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA) obligó a la compañía a cancelar más de 50 servicios.
Con la partida del vuelo de Austral AU2484 rumbo a San Rafael (Mendoza) y Santa Rosa (La Pampa) comenzaron a normalizarse las operaciones de la línea de bandera, que habían sido suspendidas a las 7.00.
Voceros de la compañía informaron que durante el resto del día se cumplirá con los vuelos programados para la tarde y noche, en tanto que los de la mañana, que fueron cancelados, serán reprogramados, por lo que piden a sus pasajeros que se comuniquen con el call center al 0810222 volar (86527) o consulten los nuevos horarios a través de la página web.
Los pilotos de APLA y UALA iniciaron ayer a la mañana una medida de protesta, tanto en el Aeroparque Jorge Newbery como en Ezeiza, que consistió en asambleas en los lugares de trabajo, en demanda de la reapertura de las negociaciones paritarias y la modificación del impuesto a las ganancias.
Aerolíneas calificó la medida de “intempestiva, desproporcionada e irrazonable” mediante un comunicado al considerar que rompió “los acuerdos salariales firmados que tenían fecha de vencimiento recién el 30 de septiembre de este año”.
La medida provocó un profundo malestar entre los pasajeros, que se vieron sorprendidos por la situación y quedaron a merced de un conflicto gremial al cual resultaban ajenos.

Negociación.
La intervención del Ministerio de Trabajo dictando una conciliación obligatoria llevó a los pilotos a decidir levantar la medida de protesta y retomar las actividades teniendo en cuenta la instancia de negociación que se desarrolló desde las 18 en la sede laboral.
El titular de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas Aéreas, Pablo Biró, dijo que decidieron “levantar el estado de asamblea y reanudar las actividades ante la intervención del Ministerio” y se mostró satisfecho por la instancia de negociación que “se abre a partir de ahora”.

Capitanich.
El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó que “hay una estrategia para radicalizar protestas” y “promover una política opositora” que tiene como objetivo “horadar la confianza en el gobierno” nacional.
“Hay estrategias por derecha, por izquierda, por el centro, por abajo, solo con el objetivo de horadar la confianza del Gobierno”, dijo el funcionario en su habitual rueda de prensa matutina en la Casa Rosada.
En ese marco, se refirió al paro dispuesto por el sindicato de Capitanes Fluviales -que mantuvo paralizados más de cien barcos cargados con granos- y al que mantuvieron en Aeroparque los pilotos nucleados en APLA y que está afectando a todos los vuelos de Aerolíneas Argentinas.
“Actúan de un modo coordinado. Cuando un conflicto se resuelve, empieza otro. Hay un encadenamiento para provocar conflictos, una estrategia deliberada para propiciarlos”, dijo Capitanich, y añadió que “la finalidad, desde el punto de vista gremial, es que están alineados a ejes de la oposición política”.
“Vamos a tener que convivir con estos conflictos en forma permanente”, afirmó el jefe de Gabinete, y dijo que desde el Gobierno implementaron “alertas para tener herramientas eficaces de intervención y un monitoreo sistemático de los conflictos”. (Télam)