Inicio El Pais Aguad justificó la presencia de Aldo Rico, excarapintada, en el Día de...

Aguad justificó la presencia de Aldo Rico, excarapintada, en el Día de la Independencia

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, salió a justificar la presencia de Aldo Rico, ex carapintada, en el acto por el Día de la Independencia realizado el martes. En declaraciones radiales, el funcionario de la UCR buscó minimizar el alzamiento militar contra el gobierno de Raúl Alfonsín, casualmente del mismo partido político al que pertenece.
«Lo de los carapintadas es cosa vieja. Fue un acontecimiento chiquito, que yo no creo que haya puesto en jaque a la democracia», sostuvo Aguad, conocido entre sus correligionarios por el apodo «el milico».
El jefe de la cartera de Defensa participó junto a Mauricio Macri, Miguel Pichetto y la mayoría de los integrantes del gabinete nacional del desfile de las Fuerzas Armadas realizado para recordar el 9 de Julio de 1816.
«Las Fuerzas Armadas son servidores para su pueblo. Y la gente valora, aunque nos hayan hecho creer que la gente no quería a las Fuerzas Armadas. Estas son otras Fuerzas Armadas subordinadas al poder político. Otra cosa es juzgar los hechos de las Fuerzas en gobiernos no democráticos», sostuvo Aguad en diálogo con Radio Metro.
El ex diputado por Córdoba buscó también alinear su postura con el discurso electoral de la Casa Rosada: «Es importante reconstruir el sentimiento patriótico en la Argentina. Es un país que necesita de la Unidad para salir adelante».
Puntualmente sobre Rico, ex intendente de San Miguel, el ministro intentó bajarle el tono. «Aldo Rico no existe en esta parte de la historia. Le está dando importancia. Está magnificando», confrontó con la periodista María O’Donnell y agregó: «Si quiere desfilar que desfile. ¿Podemos perder este tiempo hablando de Aldo Rico, en este momento que estamos viviendo?».
Entre tanques de guerra, aviones de combate, armas y bandas militares, Rico encabezó uno de los grupos de ex combatientes ubicado detrás de la bandera «Malvinas. Volveremos». En el palco oficial ya no estaba Mauricio Macri, quien se había retirado para asistir al velatorio de Fernando De la Rúa en el Congreso Nacional.
Aguad, Gabriela Michetti, Marcos Peña y Federico Pinedo aplaudieron al verlo pasar junto con otros veteranos de guerra. En otro sector estaba la defensora de los represores, Cecilia Pando, contenta con la jornada castrense. «Muy lindo el desfile militar», escribió más tarde en su cuenta de Twitter. «Lo único que faltó fue el Himno Nacional y las palabras del Presidente», completó la esposa del mayor Pedro Rafael Mercado.

Repudio.
El senador Julio Cobos, los ex ministros del gabinete de Alfonsín Juan Manuel Casella y Horacio Jaunarena, y Ricardo Alfonsín, hijo del ex presidente, fueron algunos de los que hicieron público su repudio al actual funcionario.
«No se puede minimizar el alzamiento carapintada por más tiempo que haya transcurrido. Fue un hecho que puso en riesgo la democracia y tuvo en vilo al país», advirtió Cobos, ante la consulta de Página/12.
Alfonsín, fue más categórico en su rechazo: «Tus dichos no hacen otra cosa que ofender a cuantos lucharon por la democracia y su consolidación, por la paz y contra la violencia», le dijo Ricardo Alfonsín a Aguad través de Twitter. Y agregó: «No tenés derecho falsear la historia de esa manera, ni a agraviar así a los argentinos».
Por su parte, el ex ministro de Trabajo Juan Manuel Casella dijo «no es cierto que haya sido un hecho menor», como dijo Aguad. «Fue un levantamiento que tenía la intención de poner en riesgo al gobierno democrático, que generó una emergencia institucional. Disminuir la importancia de los hechos es un error», sentenció.
Sin embargo, intentó justificar la presencia del carapintada Aldo Rico en el desfile militar por el Día de la Independencia. «Él fue hace muchos años legislador e intendente por el peronismo. La legitimación de su presencia viene por ese lado», argumentó.
El ex ministro de Defensa alfonsinista, Horacio Jaunarena, por su parte, dijo que no sabe «qué quiso decir Aguad con que el levantamiento cara pintada fue chiquito». «Recuerdo que en la Casa de Gobierno estaba toda la dirigencia política respaldando al Gobierno nacional, también el movimiento sindical, la gente salió a la calle para defender la democracia, si eso para él es chiquito…», cuestionó en Radio La Red. «Si para el ministro esto fue chiquito, no lo fue para la gente ni para la dirigencia política que respaldó a Raúl Alfonsín. No comparto lo que dijo Aguad».
Ante la consulta de Pagina/12, Manuel Garrido dijo: «lo que cometió Rico es un delito contra la Constitución». «Su presencia en el desfile y, peor, su minimización por el ministro de Defensa es un pésimo mensaje institucional. Especialmente hacia las generaciones que no vivieron lo que ocurrió en ese momento en que las instituciones democráticas estuvieron en jaque», agregó.
El politólogo radical Gonzalo Arias también se sumó al rechazo de las declaraciones. «El levantamiento carapintada no fue un acontecimiento ‘chiquito’ y realmente estaba en juego la vida democrática de nuestro país», escribió en Twitter. «Estos dichos sin duda constituyen un agravio a la memoria de Raúl Alfonsín y al valiente desempeño de Horacio Jaunarena en aquellos días que tuvieron en vilo a todo el país».

Comunicado.
El Ministerio de Defensa, por su parte, se vio obligado a aclarar, a través de un escueto comunicado, que su titular «reitera su repudio histórico al levantamiento carapintada ocurrido en 1987 en Campo de Mayo y rechaza cualquier alteración del orden democrático o comportamiento que atente contra la institucionalidad». (Pagina12.com)