Alimentos con una “larga vida”

LA RADIACION GAMMA AHORA SERA POSIBLE EN CARNES, PESCADOS Y POLLOS

La reforma del Código Alimentario Argentino (CAA) generó un gran revuelo en la opinión pública luego de que se diera a conocer que se permitirá la venta interna y la exportación de alimentos irradiados, una nueva generación de “larga vida” que llegará a los consumidores en pocas semanas. Este método de conservación de alimentos está aprobado en Argentina desde 1988 y se lleva a cabo con determinados productos alimenticios y de otros rubros.
También tiene varios años en otros países como Estados Unidos, Francia, Alemania y Brasil. Si bien ya estaba permitido desde hace tres décadas para alimentos como papa, cebolla, ajo, vegetales deshidratados, especias y condimentos, hongos secos y espárragos, entre otros, ahora dará el salto a productos más consumidos como carnes, pescados, pollos y más.
Constanza Cova, licenciada en Ciencia y Tecnología de Alimentos, Magíster en Calidad de Alimentos y actual responsable de la Sección Irradiación de Alimentos del Centro Atómico de Ezeiza, habló por Radio Noticias y desmitificó el tema.
“La Radiación Gamma da energía a los alimentos, lo que logra que tengan una especie de ‘larga vida’. Es un método de conservación que no genera daños en el organismo del ser humano. Son alimentos completamente inocuos. Incluso no queda residuo químicos o algo que se pueda ingerir”, detalló Cova.
Desde su lugar de trabajo la especialista añadió: “Nosotros consideramos que está bien emplear este método, también hay organismos de salud que aseguran que un alimento irradiado es inocuo y brinda seguridad al consumidor porqué tratando el alimento con radiación ionizante podemos eliminar bacterias que causan enfermedad”.

Alimentos saludables.
Que los alimentos puedan durar un año será posible gracias a las aplicaciones del tratamiento antes mencionado, pero para esto se deben combinar otros tratamientos como “envasado al vacío, calor, y se puede lograr que ciertos alimentos puedan tener una vida útil extensa y sin necesitar refrigeración”, dijo Cova.
Los estudios sobre la Inonización Gamma tienen larga data. Hace más de 70 años que especialistas en alimentos llevan adelante sus investigaciones y sostienen realmente que los alimentos son realmente saludables y duraderos.
Cuando este método se comience a utilizar, dijo Cova, “el producto que con mayor frecuencia se podrá encontrar en los supermercados será un corte de carne, envasada correctamente y en la góndola de refrigerados. Uno va a saber que ese alimento está tratado con radiación ionizante, por lo que se puede estar seguro que no contendrá bacterias, ni parásitos que puedan dañar la salud”.
También dijo que “hay otras aplicaciones pero que tienen que ver con alimentos estudiados y desarrollados para situaciones especiales, como tropas militares, alimentos para astronautas, que son alimentos que sí se deben conservar durante muchísimo tiempo y que no requieran refrigeración. Pero estos son producto de combinaciones varias de tratamientos”.

Empresas.
En Argentina hay dos empresas dedicadas a realizar estos tratamientos, ambas se ubican en Buenos Aires. Una de las plantas es perteneciente al Estado. Se trata de la Comisión de Energía Atómica, una planta semindustrial y no sólo se dedica a alimentos. Otra está en Talar de Pacheco, en el partido de Tigre, que recientemente está duplicando sus instalaciones. “Dichas plantas deben estar reguladas por la Autoridad Regulatoria Nuclear y lo que es control de alimentos se hará en los organismos de control de alimentos como Senasa, por ejemplo”, concluyó Cova.