Allanamiento en Gendarmería e hipótesis desacreditada

A 17 días de la desaparición de Santiago Maldonado, el juez federal de Esquel, Guido Otranto, completó ayer los allanamientos sobre los escuadrones de la Gendarmería Nacional, que participaron de la represión al Pu Lof en Resistencia de Cushamen, Chubut.
Ayer por la madrugada, la orden de allanamiento se realizó en el Escuadrón 37 de la fuerza nacional, en la localidad chubutense de José de San Martín, donde se secuestró el libro de Guardia, computadoras y celulares. Esta orden completa, 8 días más tarde, los peritajes realizados sobre los escuadrones 36 (de Esquel) y 35 (de El Bolsón). Por su parte, el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, pidió “separar el conflicto mapuche con la situación de Maldonado”.
El allanamiento, según fuentes judiciales, buscó recolectar pruebas para corroborar si una de las camionetas del escuadrón, que participó del operativo represivo, salió aquel 1 de agosto sin el registro reglamentario.
La semana pasada, cuando Otranto decidió comenzar a investigar la hipótesis que vincula a la Gendarmería con la desaparición de Santiago, se hallaron en uno de los camiones de la fuerza pelos y una soga con supuestas manchas de sangre, que están siendo analizadas por los expertos de la facultad de Farmacia y Bioquímica del UBA.

Avruj.
En tanto, el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, intentó poner todas las expectativas sobre esos peritajes, que dijo podrían estar listos en los próximos 10 días, e indicó que permitirán “comprobar o descartar esta denuncia que hay sobre Gendarmería”. Sin embargo, el allanamiento de ayer podría arrojar nuevas pistas a partir del análisis de los elementos secuestrados, además de que la demora en las medidas aún impiden conocer toda la información en torno a la represión del 1 de agosto. “Todavía no tenemos el listado total de la Gendarmería, los handies que usaron, no hay un informe de la Gendarmería”, denunció Andrea Antico, cuñada de Santiago.
Avruj, quien realizó las declaraciones ayer durante una visita a Entre Ríos, sí tomó distancia de la nueva hipótesis que intentó construir la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en su visita del miércoles al Senado, para vincular a Santiago con la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM). “Hay que separar el conflicto mapuche con la situación de Maldonado”, sostuvo Avruj y agregó que “son dos temas completamente diferentes”. (NA)