Allanamientos y detenciones

CORDOBA: DENUNCIA DE ORGANIZACIONES POLITICAS Y SOCIALES

La policía de la provincia de Córdoba detuvo a tres militantes tras en más de 11 allanamientos a organizaciones sociales y partidos políticos y secuestró afiches y banderas.
El legislador porteño del Frente de Izquierda, Marcelo Ramal denunció en la sesión de la Legislatura porteña los allanamientos: “El local central del Partido Obrero de la provincia, la Casa 1234 (barrio Güemes), el Ateneo Social Anarquista (barrio Güemes también), el Espacio Cultural San Martín, la Biblioteca Popular de Villa La Maternidad y Kasa Karacol, del FOB, donde funciona la radio Zumba La Turba”.
“La vivienda de una de Madres de Plaza de Mayo fue allanada”, dijo el diputado y lo relacionó como una forma de intimidación ante la convocatoria de la marcha nacional por la aparición de Santiago Maldonado.
Las organizaciones que sufrieron las requisas participaron de la marcha contra el gatillo fácil el lunes pasado en esa provincia.
En un comunicado de prensa, el Partido Obrero explicó que por la mañana, la policía hizo tres detenciones en el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), informó el sitio web Infonews..
“En Córdoba están allanando el local central del PO. Una provocación a quienes luchamos por la aparición con vida de Santiago Maldonado”, tuiteó Gabriel Solano, dirigente del Partido Obrero (PO).
En un comunicado, el Nuevo Más detalló que hubo tres compañeros del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) que quedaron detenidos tras los trabajos de los uniformados en uno de sus locales del barrio Müller.

Persecución.
“Es claro que es una persecución política, porque no allanaron otros partidos políticas como Unión por Córdoba o el frente Cambiemos, allanaron los locales del Frente de Izquierda”, acusó Laura Vilches, legisladora provincial del PTS.
Para la referente del FIT en Córdoba, “no hay un intento de investigar los hechos de la marcha contra el gatillo fácil, sino de estigmatizar a las organizaciones culturales que constantemente denunciamos el accionar represivo de la Policía”.
Vilches precisó a NA que se comunicó con el fiscal Gustavo Dalma, quien ordenó los procedimientos, y sostuvo que no pudieron “explicar por qué involucra a los lugares allanados con el delito común que se investiga”.