Inicio El Pais Allanan Camioneros

Allanan Camioneros

El Juzgado de Garantías 9 de Lomas de Zamora dispuso hoy nueve allanamientos a sedes del sindicato Camioneros en el marco de la causa que investiga una asociación ilícita en el club Independiente y la supuesta participación de Hugo y Pablo Moyano. Ante el procedimiento, los gremialistas advirtieron: «No tenemos nada que esconder», y acusaron al Gobierno de Cambiemos de montar un «show circense».
Los allanamientos incluyeron la sede del gremio que encabezan Hugo y Pablo Moyano en el barrio porteño de Constitución, hasta donde llegaron los propios dirigentes, líderes de otros sindicatos y decenas de afiliados para cuestionar la medida. También hubo operativos en otra sede porteña del gremio y en siete locales de Camioneros en la provincia de Buenos Aires.
«Por más agentes de inteligencia, por más que nos hagan operaciones mediáticas y judiciales, por más allanamientos en represalia a las medidas de fuerza de un sindicato que lucha, acá no baja los brazos nadie», enfatizó Pablo Moyano en declaraciones a la prensa, mientras efectivos de Gendarmería irrumpían contra la sede del sindicato.
Los oficiales seguían las instrucciones de un oficio judicial, solicitado por el fiscal de Lomas de Zamora Sebastián Scalera, donde se acusa a los dirigentes del gremio de tener estrecha relación con la barra brava de Independiente y, particularmente , Pablo «Bebote» Alvarez, que colabora con la justicia bajo la figura de «arrepentido».
Las maniobras investigadas van desde la supuesta utilización de la barra brava de Independiente como fuerza de choque para apretar a jugadores, cuerpo técnico y también empresarios a cambio de la entrega de sumas de dinero; pero también la venta de entradas; el dinero producto de la venta de futbolistas y hasta algunos contratos entre la sede deportiva y el gremio de camioneros.

«Nada que esconder».
«No tenemos nada que esconder», señalaron Hugo y Pablo Moyano, quienes señalaron que la llegada de unos 150 gendarmes se dio cuando «jubilados y embarazadas» realizaban trámites en la sede gremial de la calle San José.
«No sabemos en búsqueda de qué, esto es producto del parazo general y de los miles de argentinos que fueron a comer, demostramos el hambre que hay, y la ministra Patricia Bullrich responde con este allanamiento circense, porque interrumpieron la atención médica de mujeres embarazadas. Es una payasada, con esto no nos van a asustar ni vamos a salir corriendo a firmar la reforma laboral», agregó Pablo Moyano.
Además, advirtió: «Si voy en cana yo, si va en cana Hugo, acá hay miles de camioneros que van a salir de defender a los trabajadores».
Más tarde, Hugo Moyano, cuestionó esta noche los allanamientos a sedes del gremio que encabeza y cargó contra el Gobierno, al que responsabilizó por el operativo judicial: «Por favor señor Presidente, no siga haciendo estupideces, gansadas, porque todos los errores que usted comete los paga la gente». «Si algunos creen que nos van a atemorizar, nos van a hacer achicar por este tipo de medidas se equivocan», dijo Moyano y agregó: «No vamos a abandonar para nada la lucha» en contra de las políticas de la Casa Rosada

Fuerte apoyo.
La Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) manifestó su «solidaridad» con el sindicato de Camioneros de Hugo y Pablo Moyano, que integra esa entidad, y repudió los allanamientos de la Gendarmería a su sede central, al considerarlos «un hostigamiento». «Manifestamos nuestro total respaldo a la organización hermana de Camioneros que sufre reiterados allanamientos en una escalada de hostigamiento absolutamente desmedida», expresó el presidente de la CATT, Juan Carlos Schmid, en un comunicado.
Por su parte, Juan Pablo Brey, titular del gremio de Aeronavegantes y secretario de Prensa de la CATT sostuvo que los allanamientos a Camioneros son «una reacción inmediata de persecución sindical del Gobierno, ante la masiva movilización y las medidas de fuerza llevadas adelante en las jornadas del 30 de abril y el 1º de mayo».
Por su parte, el Frente Sindical que agrupa a los gremios de la CGT que se apartaron de la conducción de la central obrera, entre ellos el sindicato de los Moyano, emitió un comunicado en el que exigió el cese de «esta persecución inadmisible contra Camioneros y su conducción». También salió a apoyar el titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky: «Hostigan a los trabajadores porque defendemos a los trabajadores. Al gobierno fascista se le cae la careta del consenso y persigue a quienes se oponen a este modelo de ajuste», escribió en Twitter. (NA-Página12.com)