Inicio El Pais Allanaron casa del detenido

Allanaron casa del detenido

NUEVO PROTOCOLO ANTE LAS AMENAZAS DE BOMBA

Dos escopetas y municiones de distintos calibres fueron encontradas en el allanamiento al domicilio que tiene en la ciudad de General Pinto el hombre que el lunes intentó ingresar armado con una pistola Magnum 44 a la Casa Rosada, informaron fuentes judiciales.
Se trata de Francisco Ariel Muñiz (36) quien ayer a la mañana fue trasladado a la alcaldía de los tribunales federales situados en Comodoro Py 2002, de Retiro, para ser interrogado por el juez federal Ariel Lijo, a cargo de la causa.
Muñiz tuvo en el pasado vínculos con el PRO en su ciudad natal, General Pinto, y actualmente trabaja como artesano en los alrededores de la Casa de Gobierno.
El lunes, tras el hecho, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dijo que el sospechoso es «una persona que puede tener algún tipo de problema» y que «hay que hacerle análisis psiquiátricos», y reveló que tiempo atrás este mismo hombre le envió un obsequio al presidente Macri «un poquito extraño», ya que se trató de «un hacha».
El hecho ocurrió cuando Muñiz, quien portaba un maletín plástico similar al que se utiliza para transportar herramientas, se presentó en una de las entradas a la Casa Rosada y dijo que tenía una reunión con el presidente Macri.
Según las fuentes policiales, al constatarse por parte del personal de seguridad que la audiencia con el Presidente no existía, se le dio el dato a los efectivos de la Policía Federal que custodian la zona exterior para que lo detuvieran.
En ese momento, el hombre arrojó el maletín por entre las rejas que bordean la Casa Rosada y escapó del lugar, aunque los policías lo siguieron y lograron detenerlo en la boca de la línea A del subte ubicada sobre la calle Balcarce e Hipólito Yrigoyen.
Los expertos en explosivos de la Policía Federal que revisaron el maletín, hallaron que dentro había un revólver Magnum 44 marca Taurus, según precisó un comunicado de Presidencia de la Nación.

Nuevo protocolo.
La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, aseguró que «no existe un patrón de alguien en particular en contra del Gobierno» en los últimos hechos ocurridos vinculados a amenazas de bomba, pero adelantó que las autoridades diseñan un «nuevo protocolo para minimizar los perjuicios» que estas acciones ocasionan a la población.
«Estamos haciendo un nuevo protocolo para que no se produzcan estas acciones que perjudican a la gente, y habrá una persecución penal a los que realicen estas llamadas, ya que son un delito que trae perjuicio al país y a la gente», manifestó Bullrich a radio La Red.
Agregó que «no existe un patrón de alguien en particular en contra del Gobierno, lo que hay es un efecto repetición, no un hilo conductor».
La ministra formuló sus declaraciones luego de que ayer se produjeran cuatro amenazas de bomba en el Congreso de la Nación, la Casa Rosada y en las estaciones de Retiro y Constitución, donde alrededor de 150.000 personas interrumpieron su viaje.
Bullrich dijo que además estas acciones generan «un clima de incertidumbre», por lo que van a «estudiar nuevas medidas para tener mayor rapidez para actuar».
«No sé si las vamos a dar a conocer, pero están vinculadas sobre todo a para los casos de amenazas de bomba», dijo respecto a las acciones que tomarán para actuar con «mayor rapidez». (Ambito.com / NA)

Siguen las amenazas
Luego de la jornada del lunes con varias amenazas de bomba, que tuvieron como objetivos la Casa Rosada, el Congreso y varias estaciones de trenes, el Hospital Santojanni y el anexo de la Cámara de Diputados fueron blanco ayer de esos llamados amenazantes.
Los estudios del canal Telefe, ubicados en el partido bonaerense de San Isidro, también sufrieron la amenaza telefónica alrededor de las 8.30 del martes.
«Decían que habían puesto cinco artefactos», precisó el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli al referirse a la amenaza al Hospital Santojanni.
En diálogo con el canal de noticias TN, el también ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires explicó que «se aplicó el protocolo, sobre todo en el área de consultorios externos» y se evacuó el centro de salud ubicado en Liniers.
«Lo malo de esto es para los que van con sus turnos a atenderse. En lo que va del año detuvimos a tres personas por este tipo de denuncias falsas. Estamos haciendo las averiguaciones de rigor para dar con los autores», remarcó Santilli.
En tanto, los estudios de Telefe también debieron ser desalojados luego de que una persona advirtiera que había colocado artefactos explosivos: los bomberos realizaron las inspecciones de rigor y descartaron la amenaza.
El lunes por la tarde, alrededor de las 16.00, ingresó un llamado al 911 de una amenaza de bomba al anexo de Diputados, por lo que según confirmaron fuentes policiales, personal de la Brigada de Explosivos de la Policía Federal concurrió al lugar el cual fue evacuado.