Allanaron vivienda de Cristina

EL PROCEDIMIENTO EN LA PROPIEDAD DE EL CALAFATE DURO SEIS HORAS

Efectivos de la Policía Federal y miembros de la AFIP registraron ayer el domicilio de la ex presidenta Cristina Fernández en la ciudad santacruceña de El Calafate en cumplimiento con el tercer allanamiento ordenado por el juez federal Claudio Bonadio y, tras seis horas de tareas, se decidió suspenderlo para continuar el sábado.
El operativo se llevaba a cabo en el marco de la causa que investiga el presunto cobro de sobreprecios y pago de coimas en la obra pública durante el Gobierno anterior, a partir de la aparición de una serie de cuadernos con anotaciones del chofer Oscar Centeno.
Pasadas las 15.00, los uniformados de la fuerza de seguridad y los inspectores de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) ingresaron a la casa ubicada sobre la calle Padre De Agostini junto a perros entrenados para allanamientos.
En la puerta del lugar aguardaban un grupo de militantes kirchneristas, que cuestionó el operativo al grito de “cirqueros, no van a encontrar nada”, así como también protagonizaron un altercado con los móviles televisivos que cubrían el hecho.
Los encargados de realizar el allanamiento fueron recibidos por uno de los abogados y la encargada de la propiedad patagónica.
Horas más tarde, a las 17.00, se sumaron a las tareas efectivos de la Gendarmería Nacional, que también aportaron distintos elementos de tecnología como scanners para registrar las paredes. Cerca de las 21.00, se decidió suspender el allanamiento para continuarlo el sábado.
Mientras tanto, la ex jefa de Estado permanecía en la Ciudad de Buenos Aires y volvió a pasar la noche en el departamento de su hija, Florencia Kirchner, en el barrio porteño de Constitución, luego de que su inmueble del barrio porteño de Recoleta fuera allanado el pasado jueves durante 13 horas.
Además del operativo en el edificio de Uruguay y Juncal, la Policía Federal y la AFIP habían registrado la casa ubicada en Mascarello 443, en la ciudad santacruceña de Río Gallegos.
Todos los allanamientos se dieron en el marco de la causa por el presunto pago de coimas en la obra pública durante la gestión del kirchnerismo ordenados por el titular del Juzgado Criminal y Correccional Federal número 11, quien el último miércoles había recibido la autorización del Senado para proceder con las medidas de prueba en los domicilios de la líder de Unidad Ciudadana.

Organismos de DD.HH.
En tanto, organismos de derechos humanos manifestaron ayer su apoyo a la ex presidenta Cristina Fernández por entender que está “siendo sometida a la persecución judicial” y consideraron que “el Estado de derecho ya no rige” en la Argentina.
A través de una carta abierta, entidades encabezados por la Abuelas y Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora expresaron su respaldo a la senadora nacional porque, según dijeron, “está siendo sometida a la persecución judicial, no respetando siquiera el resguardo a su intimidad”.
Las agrupaciones también cuestionaron que no se permitiera “la presencia de sus abogados defensores para garantizar el rigor de los procedimientos ordenados por los jueces”.
“Denunciamos que, a la luz de los escandalosos e ilegales procesos judiciales que se llevan adelante contra importantes dirigentes de la oposición política, es el propio Estado de derecho el que ya no rige en nuestro país”, agregaron.
En este sentido, consideraron que es “innegable que desde hace poco más de dos años” se viven “tiempos peligrosos para el ejercicio de los derechos, para el reclamo y la protesta y para opinar públicamente de forma crítica hacia el Gobierno”. (NA)

Beraldi denunció a Bonadio
Carlos Beraldi, el abogado de la ex presidenta Cristina Fernández, denunció al juez federal Claudio Bonadio por “abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público” tras afirmar que no se le permitió presenciar el allanamiento a uno de los domicilios de la senadora.
Fuentes judiciales informaron que el letrado lo denunció a raíz de los allanamientos realizados el jueves en los departamentos que la ex mandataria tiene en el barrio porteño de Recoleta y la ciudad santacruceña de Río Gallegos.
La denuncia recayó en el juzgado del juez federal Sebastián Casanello, quien interviene junto con el fiscal Carlos Stornelli, este último también interviniente en la causa por los cuadernos del chofer Oscar Centeno donde la ex presidenta está imputada.
Según la denuncia, los allanamientos muestran una “extraordinaria gravedad institucional” pues violan las “garantías constitucionales básicas (inviolabilidad del domicilio y defensa en juicio), y constituye un indebido entorpecimiento del ejercicio de la profesión de abogado”.
“Cumpliendo con las indicaciones del jefe del operativo conduje a todas las personas presentes para realizar un recorrido por los distintos ambientes que componen el departamento. Todo ello quedó debidamente registrado en la videograbación que se efectuaba, así como también en las vistas fotográficas que se fueron tomando en los espacios recorridos”, explicó Beraldi.

“Una medida irracional”
El presidente de Bolivia, Evo Morales, cuestionó ayer los allanamientos a Cristina Fernández al afirmar que se trata de “una medida irracional impulsada por la derecha, que busca perjudicarle políticamente”.
“El Senado de Argentina ha decidido allanar los domicilios de la hermana Cristina Fernández, en una medida irracional, impulsada por la derecha, que busca perjudicarle políticamente”, sostuvo el mandatario del Altiplano.
A través de su cuenta de Twitter, Morales ratificó su “apoyo” a la líder de Unidad Ciudadana.