Amenazan con paro

GREMIOS DEL TRANSPORTE

Dirigentes de 25 gremios del sector aéreo comercial, ferroviario, portuario, navegación e interior pesca, transporte urbano y de carga lanzaron ayer un paro nacional para el 31 de marzo próximo para reclamar contra el impuesto a las Ganancias.
El plenario fue presidido por Omar Maturano (La Fraternidad), Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento), Roberto Fernández (UTA), y Omar Pérez (Camioneros).
También hubo un fuerte malestar por los alcances laborales que puedan tener los convenios con China.
Los gremios emitieron un documento luego de la reunión plenaria que se extendió por tres horas.
Resolvieron implementar las siguientes medidas: “Realizar un congreso extraordinario de unidad en la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) en abril”. “Cuestionar los convenios con la República popular China en razón de la falta de claridad y transparencia de sus alcances en materia laboral.
Además, llamar la atención al intercambio industrial que resulta de dicho acuerdo y que no beneficia al trabajo argentino; como ejemplo el parque ferroviario que hemos adquirido en China para reemplazar el vetusto material rodante con el que contábamos, ha sido una compra llave en mano de todo el material.
“¿No hubiera sido posible negociar que la mitad de los vagones se entregaran terminados, una cuarta parte se ensamblara aquí y otra cuarta se produjera en nuestro país? Las inversiones extranjeras siempre deben ser bienvenidas pero en el duro mundo de los negocios internacionales no se puede ser inocente”, reclamaron los gremios.
“Retomar la agenda de reclamos (ganancias, jubilaciones, obras sociales, inseguridad e inflación) reiterando nuestra predisposición a encontrar un diálogo que genere alternativas.
Al no haberse producido desde diciembre ninguna respuesta a estos reclamos, decidimos llevar adelante el paro nacional de 24 horas de transporte postergado en diciembre para el próximo martes 31 de marzo”.
Los gremios del transporte aseguraron al Gobierno nacional y a las representaciones empresarias de la Argentina que “bajo ningún punto de vista vamos a aceptar ningún tipo de limitación, reglamentación u obstáculo al derecho de huelga”. (NA)