Amenazas en la Ciudad

Martín Ocampo, ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, afirmó ayer que no le temblará el pulso a la hora de ordenar la “intervención policial” y destacó que la Ciudad dispone de una “policía preparada” para “responder” a los piquetes. “Nadie va a pedir empleo, a pedir aumento en planes sociales con 20 gomas. Eso supone cierto plan y cierta organización”, aseguró.
Después de la represión del pasado miércoles en la avenida 9 de Julio, durante una movilización contra el ajuste y la falta trabajo, la policía intervino y reprimió con gases lacrimógenos y carros hidrantes contra organizaciones de desocupados y cooperativistas.
Ocampo destacó que la Ciudad dispone de una “policía preparada” para “responder” a los piquetes.
“Si hay alguna posibilidad de diálogo, vamos a apostar a solucionar el tema conversando”, deslizó y aseguró que el “80% de las protestas” son “encabezadas por organizaciones políticas”, negando la legitimidad de los reclamos sociales.
Dijo que a la protesta del miércoles, los manifestantes “fueron premeditadamente a generar ese mecanismo de violencia”.”Nadie va a pedir empleo, a pedir aumento en planes sociales con 20 gomas. Eso supone cierto plan y cierta organización”, subrayó. (NA)