AMIA: piden la detención y el desafuero de Carlos Menem

En su denuncia, el funcionario judicial dio por probado que desde la presidencia de Carlos Menem se ordenó trabar la llamada “pista siria” en la investigación del atentado ocurrido el 18 de julio de 1994.
El fiscal federal Alberto Nisman pidió ayer la detención del ex presidente Carlos Menem, de su hermano Munir, del ex jefe de la SIDE Hugo Anzorreguy y del ex juez federal Juan José Galeano por haber ordenado ocultar una de las principales pistas para esclarecer el atentado a la AMIA. El pedido fue hecho en una denuncia de 120 carillas presentada al juez federal Ariel Lijo, quien no ordenará por el momento estas detenciones.
En primer lugar, el magistrado dará vista al fiscal del caso, Patricio Evers para que dictamine si corresponde abrir la investigación y luego evaluará pedir el desafuero del ex presidente, actual senador por La Rioja y citar a declaraciones indagatorias. En su denuncia, Nisman dio por probado que desde la presidencia de Menem se ordenó trabar la llamada “pista siria” en la investigación del atentado ocurrido el 18 de julio de 1994 que causó 85 muertes.
Puntualmente pidió las detenciones de Menem, su hermano Munir, del ex jefe de la SIDE Anzorreguy, del ex subsecretario de Inteligencia de ese gobierno, Juan Carlos Anchezar, del ex juez Galeano y del ex comisario y ex jefe de la División Antiterrorista de la Policía Federal, Jorge Palacios. A todos les imputó delitos como “destrucción de prueba, incumplimiento de deberes de funcionario público, omitir perseguir” a sospechosos, todos cargos de carácter excarcelables, explicaron fuentes del caso.

Reconstrucción.
El fiscal hizo una reconstrucción de todo lo sucedido en la investigación en los primeros días después del ataque terrorista a Pasteur 633. Para ello tomó tramos del juicio oral hecho a ex policías bonaerenses y al ex mecánico Carlos Telleldín, donde todos resultaron absueltos por el atentado y gran parte de la pesquisa fue anulada en 2003.
Nisman recordó que se perdieron 66 casetes que contenían “escuchas clave” sobre vínculos de Telleldín y Kanoore Edul, cuyo padre provenía del mismo pueblo en Medio Oriente, Yabrud, de donde es oriunda la familia del ex presidente Menem. También se extraviaron transcripciones de escuchas telefónicas a los Kanoore Edul.
Además, recordó que “a trece días del atentado” Kanoore Edul ya había sido vinculado con el ex agregado cultural de la Embajada de Irán en Buenos Aires, Moshen Rabbani, actualmente con pedido de captura internacional. El entonces juez Galeano avanzó en esta pista, ordenó tres allanamientos a domicilios de los Kanoore Edul e incluso su arresto. Pero tras un supuesto llamado de Munir Menem al magistrado y una visita del padre del sospechoso a la Casa de Gobierno, la investigación cesó.
El fiscal recordó un episodio donde el entonces juez Galeano respondió entre sonrisas con un “no me acuerdo” a una pregunta de la actual presidenta y ex senadora Cristina Fernández de Kirchner relativa a si había recibido un llamado de Munir Menem por este tema. (Télam)