Inicio El Pais "Aplastó a los campesinos y chacareros"

«Aplastó a los campesinos y chacareros»

MOVILIZACIONES EN ENTRE RIOS Y PALERMO EN APOYO DE DOLORES ETCHEVEHERE

Organizaciones sociales y gremiales se movilizaron el lunes en la provincia de Entre Ríos y en el predio de la Sociedad Rural Argentina, en el barrio porteño de Palermo, en apoyo a Dolores Etchevehere, ante la disputa que mantiene con su familia por un campo ubicado en la localidad de Santa Helena.
Las marchas se llevaron adelante en apoyo del Proyecto Artigas, una iniciativa agroecológica para la cual Dolores Etchevehere cedió el terreno que le disputan sus hermanos, entre ellos el ex ministro de Agricultura del macrismo y ex titular de la Sociedad Rural Luis Miguel Etchevehere.
Desde la sede de La Rural, donde los manifestantes se convocaron bajo el lema «Yo banco el Proyecto Artigas», el dirigente social Juan Grabois, que patrocina a la mujer en el litigio, expresó que la iniciativa agroecológica busca que «la tierra sea de quien la trabaja, en una patria que es la herencia común de los criollos, migrantes y pueblos originarios, y no de una minoría que, por la violencia y corrupción, se queda con todo frente a la genuflexión del Estado».
Además, Grabois definió a Luis Miguel Etchevehere como «mafioso», «corrupto» y un «usurpador profesional», y señaló que, durante su gestión como ministro del Gobierno de Mauricio Macri, «aplastó a los campesinos, chacareros y pequeños productores».

Entre Ríos.
En Entre Ríos, en tanto, unos 500 militantes brindaron su apoyo a la mujer a través de una caravana de autos y camioneros con la consigna «Dolores no se vende».
La manifestación pacífica no pudo llegar hasta la finca en disputa, donde se encuentra Dolores Etchevehere, debido a que la policía local montó un operativo con más de 160 efectivos, camiones, colectivos y motos de la fuerza, y cortó el tránsito a unos 300 metros del lugar.
Cristian Acosta, referente de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) de Entre Ríos, señaló que su sector trabaja el campo «en forma sana» y resaltó el proyecto Artigas porque «el trabajo con la agroecología, los alimentos sanos y el cuidado del medio ambiente es una necesidad del pueblo entrerriano».
El dirigente pidió además que esta iniciativa «se desparrame en todo el país para generar trabajo y producir alimentos sanos sin dañar el medio ambiente y a precios accesibles».
Mientras esta marcha se realizaba en la ruta, Luis Miguel Etchevehere se mantuvo en el campamento montado en las puertas de la estancia rodeado de 60 productores, a pesar de la resolución judicial que prohibía cualquier acto que impidiera el egreso de las personas que se encuentran en el interior del campo.
Antes de esa manifestación, el ex ministro había advertido que hacía «responsable» al gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, de «cualquier consecuencia» que pudiera tener la movilización.
También consideró que la «pasividad» del mandatario provincial en el conflicto «demuestra complicidad».
Además, desde sus redes sociales había culpado por la muerte de un carnero a las personas que, junto a su hermana, permanecen en la estancia.

La causa.
La jueza María Carolina Castagno, vocal del Tribunal de Juicios y Apelaciones de Paraná, resultó sorteada para intervenir en el recurso de apelación presentado por los fiscales Oscar Sobko y María Constanza Bessa en la causa por el pedido de desalojo del campo.
Ahora, la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA) fijará día y hora de la audiencia que deberán llevar a cabo las partes.

Dolores.
Por otro lado, Dolores Etchevehere declaró ayer de manera virtual en la causa por presunta extorsión que se tramita en el juzgado federal a cargo de Daniel Rafecas, con intervención del fiscal Federico Delgado.
El Proyecto Artigas relató en un comunicado que la mujer cumplió con su declaración testimonial durante algo más de «dos horas y media» en el expediente que investiga «violencia económica».
«Pudo detallar los aprietes de todo tipo que sufrió en todos estos años, en particular cuando su hermano Luis Miguel Etchevehere era ministro en el gobierno de Macri. Además, mencionó a todos los funcionarios que, enviados por su hermano Luis Miguel, ejercían presión y violencia sobre ella», apuntó el Proyecto Artigas.
La red integrada por movimientos sociales, abogados y comunicadores informó que «no se dio lugar a la recusación pedida por el abogado de los Etchevehere».

Desalojo.
El juez Raúl Flores, quien rechazó el viernes pasado el pedido del desalojo del campo familiar que había solicitado el ex ministro de Agricultura Luis Miguel Etchevehere, explicó que tomó la medida «porque la sucesión no está concluida» y porque «las partes exhibieron una asamblea en la que a la hermana le corresponden 129 hectáreas».
El juez Flores, quien estuvo subrogando el juzgado de La Paz hasta ayer, explicó que «la medida cautelar del desalojo fue rechazada porque incluso la querella presentó una asamblea del año 2018 en la que los hermanos se reparten unos bienes, y le ceden a la hermana (Dolores Etchevehere) 129 hectáreas del campo donde ahora ella está instalada».
El juez Flores, al hablar por radio La Red, indicó que el propio magistrado a cargo de la sucesión familiar, Martín Furman, «dice que la sucesión no había sido concluida».
«Se había aprobado un inventario parcial de 23 inmuebles y se había acreditado la titularidad de algunos de ellos, pero en el caso de Casa Nueva (el campo en litigio) el título nunca fue presentado por los señores Etchevehere», afirmó el magistrado. (Télam)